Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

123988
First Aid Kit — Ruins

7

First Aid Kit
Ruins

Columbia Records / 2018

Artista(s)

First Aid Kit

Ruins, First Aid Kit busca su permanencia aceptando lo perecedero en la vida.

Han pasado casi cuatro años desde que Stay Gold, el álbum que logró poner a las hermanas Soderberg en el mapa, salió a la venta. Un disco aclamado por la crítica por su particular sonido, una mezcla de folk cósmico con elementos de la clásica música estadounidense. Ahora, el dúo regresa con la tan esperada continuación, que demostrará si tienen lo necesario para seguir por el brillante camino que se les ha trazado.

Comenzamos con "Rebel Heart", un gran inicio a pesar de no ser el típico gancho enérgico y cadencioso. Se presenta como un resumen de los atributos de la agrupación, con letras que mezclan el desconsuelo con el optimismo y melodías sutiles, pero perdurables. Sin embargo, lo más sobresaliente es que podemos escuchar al grupo explotar sus increíbles capacidades vocales.

Le sigue "It's A Shame", donde por fin podemos escuchar el confortable sonido de la guitarra acústica, algo característico en el sonido de First Aid Kit. La peculiar sensación derrotista se mantiene en este sencillo, aunque el lado brillante se impone gracias a un ritmo ligeramente más apresurado y el tono de las voces. El estilo es pop de sobra, un acierto por parte de las suecas si quieren lograr el éxito en un género tan complicado como el folk.

Con "Fireworks" nos encontramos con una prom ballad, término usado para baladas de ritmo acompasado y el suave sonido de las guitarras. Este es un ejemplo de lo mucho que han evolucionado las Soderberg, convirtiéndose en artistas versátiles que exploran nuevos sonidos y se acercan a otros géneros clásicos de Estados Unidos.

Aunque justifico las nuevas inclinaciones de First Aid Kit, con "Postcard" llega el primer error del álbum. Este es un tema de country clásico, un género tan simple y básico, que se convierte en algo sumamente pesado e insípido en pocos minutos. No hay nada de malo con el country, pero actualmente debe ser diluido con diferentes componentes para que sea placentero.

Por fin las hermanas retoman el camino con "To Live A Life", una canción que entra dentro del folk, aunque en realidad tiene el tono de una lullaby, o canción de cuna, algo que interpretes como Cat Stevens explotaron durante los años 60. Aunque tiene una agradable melodía, no nos saca el mal sabor de boca del anterior track. Aún así, este sencillo sobresale por la letra, que demuestra un gran avance en la composición lírica, abordando lo efímero y valorando el ahora.

Foto Facebook de la banda

Despertamos del letargo con "My Wild Sweet Love", un tema que deja en claro que las percusiones, las cuales estuvieron a cargo de Glenn Kotche de Wilco, le hacen mucho bien a la música de First Aid Kit. La canción cuenta con elementos instrumentales y varias exhibiciones vocales, pero es la batería lo que mantiene todo fresco y unido.

A diferencia de lo anterior, con "Distant Star" las voces bajan de tono y se dejan atrás esos despliegues prodigiosos de parte de las hermanas Soderberg. Tienen un sonido más ordinario y accesible, pero temo que recae en lo llano y lo tedioso. Aunque pudiera parecer un cambio que nos deja descansar de lo ostentoso, la realidad es que solo agrega más dificultades en el complicado recorrido que ha sido este disco.

Por fin llegamos al tema que le da nombre al disco de First Aid Kit y las expectativas están altas. Sin embargo, pronto la extrañeza y desilusión se hacen presentes, ya que –a pesar de contar con una tonada contagiosa– no es ni de cerca lo mejor del álbum. Tal vez se mantienen esas armonías dulces y los elementos básicos del folk, pero no hay nada que se de a notar y la canción solo se convierte en una más del montón.

Por lo general, cerca de finalizar, un álbum muestra su lado más afable y nos deja desanimados. Pero con Ruins pasa todo lo contrario, llega "Hem Of Her Dress" y nos retoma. Las vocales en su máxima expresión y por fin se recuperan las melodías incesantes. La fuerza de las voces invitan a unirnos, por lo que añadir un coro en los últimos minutos fue algo inmejorable. Sin duda habría sido una buena forma de cerrar el disco.

First Aid Kit concluye el viaje con "Nothing Has To Be True", esta es la canción más compleja y aunque musicalmente no parece de lo más espectacular, si prestas la suficiente atención llega a ser impactante. La parte lírica detona la angustia con su percepción desoladora de lo que puede ser la vida y el presente.

Sin duda Ruins es un material que refleja la madurez que ha invadido al grupo. Tienen las voces, tienen la atención y ahora tienen el talento para plasmar complicados conceptos en sus temas. El problema está en ciertos errores, provocados por una exagerada experimentación. Sin duda, First Aid Kit tiene las herramientas para convertirse en una de las agrupaciones más relevantes del género, pero al incursionar en algo tan difícil como el folk no hay lugar para las equivocaciones.

No es una revista, es un movimiento.