Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

93107
Eagulls – Ullages

9

Eagulls – Ullages
Eagulls – Ullages

Partisan / 2016

Artista(s)

Eagulls

30/May/2016

Eagulls regala la cura a esa enfermedad llamada vida moderna

Eagulls es una de esas bandas que todos deberían conocer pero, gracias a que vivimos en un mundo repleto de pop basura, EDM genérico y hip hop sin propuesta, pocos lo hacen. A punta de guitarrazos, bajos profundos y una voz que se impregna, Eagulls confronta el panorama y logra sacudir esa gruesa capa de mediocridad musical que, aunque no se quiera, se queda en los oídos. Justo como Joy Division lo hizo hace 40 años.

Así es. Esta propuesta originaria de Leeds ha logrado tomar el sonido agresivo y furioso del post punk y hacerlo propio. Innumerables veces lo han intentado por décadas, pero pocas han logrado el resultado que Eagulls consiguió con su disco debut en 2014: una placa llena de rabia, desencanto y odio a la vida moderna. 

Dos años después, Eagulls no solo entrega un segundo gran álbum, sino que ha conseguido mutar su sonido y llevarlo a la continuación del post punk furioso que encabezó Ian Curtis y compañía. Es decir, ese post punk melódico y gótico de The Cure. Nadie había sonado tan parecido al grupo de Robert Smith.

Ullages, el nombre de este nuevo trabajo –y anagrama de la banda- comienza con “Heads or Tails”. Desde aquí, el cambio sorprende. Las atmósferas creadas por melodías cíclicas y un bajeo puntual muestran por dónde irá todo. “Euphoria”, uno de los puntos álgidos, es un claro ejemplo del sonido presente de The Cure, sobre todo si recordamos sus primeros materiales. Además, posee una atmósfera muy a la Bauhaus, oscura y densa, característica que también comparte “My Life in Rewind”.

Por otro lado, “Psalms” y “Skipping” suenan al legendario Disintegration (1989), también de The Cure. Ambas tienen ese sonido “callejero” y “peligroso”, y lo mismo sucede con “Fascination Street”.

En general, Ullages tiene tan bien asimilado el sonido post punk ochentero y están tan claras las características de este, que incluso es fácil recordar a Soda Stereo y algunas otras propuestas que tomaron al género como influencia principal, al menos en sus primeros lanzamientos. 

Si en Eagulls estos tipos desataron su furia y su enojo juvenil de prepa, en Ullages el clímax ya pasó, ya se graduaron. Y aunque el enojo, la furia y el descontento siguen ahí, ya no hace falta expresarlos con gritos: la cosa es más calmada, más pensada y más profunda.

No es una revista, es un movimiento.