Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

124177
Dream Wife — Dream Wife

9

Dream Wife
Dream Wife

Lucky Number Records / 2018

Artista(s)

Dream Wife

15/Feb/2018

Es hora de que las mujeres salven el rock.

Después de una gran espera por fin tenemos el primer álbum del trío conformado por Rakel Mjöllm, Alice Go y Bella Podpadec. Este grupo ya había logrado gran notoriedad en Europa luego de dos EPs con varios temas muy enérgicos, por lo que las expectativas están más altas que nunca. La banda con su debut pisa un lugar sin retorno, donde un fracaso puede ser fatídico y un acierto las puede llevar a lo más alto, donde demuestran si tienen lo necesario para entrar a la industria y definen su lugar. Esto debido a los comentarios que han rodeado a la banda desde hace meses, señalándolas como una versión femenina de The Strokes o las nuevas salvadoras del rock.

Iniciamos con “Let’s Make Out”, un tema que destaca por su fuerza y energía, así como por las diferentes texturas. Además de que revela una de las grandes influencias de este disco: el fem grunge. Con un sonido parecido al de Hole o L7Dream Wife muestra toda su furia en poco menos de tres minutos.

Con “Somebody” el grupo sorprende por un mensaje breve, claro e importante: “I’m not my body I’m somebody”. Las vocales y los instrumentos pierden esa agresividad pero se mantienen impetuosas por medio de sus letras.

“Fire” presenta algunas impresiones del post garaje, movimiento que lideró la banda de Julian Casablancas y Albert Hammond Jr. a principios del nuevo siglo. Resalta el trabajo de las guitarras, que presentan una melodía difícil de olvidar y marcan el ritmo de una manera inusual.

Regresamos a ese estilo dinámico y turbulento, que va de la mano de la rebeldía tenaz de Dream Wife con “Hey Heartbreaker”. La naturaleza más alborotadora que insurgente detona el recuerdo de agrupaciones como The Runaways, Lunachicks y Bikini Kill.

“Love Without Reason” rompe la buena racha. A pesar de que el sonido es perdurable, hay un deterioro en la composición lírica, con frases chocantes que buscan evocar al amor a partir del recobro de la inocencia. Pero como dije, a pesar de esa esencia infantil, el grupo demuestra su talento con las tonadas por medio de los coros.

Pasamos a “Kids”, que regresa al repique de las guitarras, con letras simples y sin muchos líos. Es una canción que demuestra las cualidades de la banda, pero también pone en evidencia la perspectiva de Dream Wife, un grupo de mujeres despreocupadas, o tal vez inconscientes, de la presión que enfrentan con este material, el primero de larga duración.

@slb_photo

Llegamos a "Taste", que te atrapa con el sonido, las dinámicas melodías y el intenso ritmo. Es un tema tan contagioso y constante que es fácil seguir la letra, aunque si la analizas bien, en realidad uno se da cuenta de lo burdo y torpe que son los coros y algunos versos.

Queda algo de ese rastro de ineptitud lírica en el siguiente track, "Act My Age", aunque es el tono agresivo de la cantante lo que salva o disimula los defectos en las composiciones. Además, nos regresa a ese recuerdo del riot grrl de los noventa que, para muchos, sería la fórmula del éxito para Dream Wife.

Entramos al último tramo del álbum con "Right Now", donde por lo menos ya vemos enunciados con más de tres palabras en las letras y se mantiene esa sustancia espontánea y desequilibrada. La canción llama de alguna manera a deshacernos de la monotonía o el decadente estilo de vida común, pero también es una insinuación a la aventura romántica e incluso ingenua de una relación.

Tal vez es que Dream Wife nos acostumbra a la simpleza de sus letras, pero con "Spend The Night" pasa algo muy curioso. Es un tema que se presenta como una invitación a pasar la noche con alguien, una clara referencia sexual. El sonido se mantiene alegre, vivaz y muy natural, pero es la inocencia y la franqueza con la que el sencillo habla que es casi beatlesque.

El grupo finaliza con "F.U.U." el cual cuenta con la colaboración de Fever Dream, un grupo sacado de los más underground del Reino Unido, casi desconocidos fuera del viejo continente. Este es, tal vez, la canción más agresiva y provocadora de todo el disco, sin duda una gran manera de cerrar. Es tan amenazante como empoderador, sobre todo para las mujeres. Tiene las propiedades sin filtro de agrupaciones como Pussy Riot o de The Slits.

Al igual que bandas como Ramones, X-Ray Spex, y por qué no decirlo, The Strokes, el grupo encontró la genialidad en la incompetencia, con esto no quiero decir que su música sea mala, sino que encontraron el lado brillante en la brevedad. Muchos se quejan de que el rock ha ido muriendo poco a poco, pero el único culpable es la misma escena, que ha hartado al público con complicadas melodías y reflexiones confusas, solo para demostrar agudeza o perspicacia. Dream Wife no tiene problemas en mostrarse como es, tiene la crudeza y las aptitudes para revolucionar la industria, aunque en ocasiones pequen de infantilismo.

No es una revista, es un movimiento.