Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

80071
Boogarins – Manual

8

Boogarins – Manual
Boogarins – Manual

Other Music Recording Co. / 2015

Artista(s)

Boogarins

Lo nuevo de Boogarins, ¿a qué suena?

El tiempo es relativo, una hora no dura lo mismo para dos personas. Diversos factores como el humor, cuánto llevas despierto, el lugar y la actividad que estés realizando, influyen en qué tan rápido o qué tan lento se pasa el tiempo. En un pequeño municipio sudamericano conocido como Goiânia, en Brasil, Boogarins nos otorga su más reciente material: Manual; un manual que muestra cómo jugar con el tiempo, cómo superar la cuarta dimensión y cómo manipularla a nuestro antojo.

La evolución desde su álbum debut, As Plantas Que Curam, es notoria. Mantienen esa esencia tropical y psicodélica de su sonido pero la composición es más compleja. El orden de las canciones y los tiempos que manejan para las melodías son poco predecibles y están más meditados. Han añadido toques retro de funk y glam rock dando como resultado un sonido ecléctico y psicodélico que recuerda por momentos a The Doors, Swans, Pink Floyd y Os Mutantes.

Destacan canciones como “Avalanche”, que contiene escalas y melodías complejas con un ligero punk tropical que, inevitablemente, hace pensar en las playas brasileñas; “Tempo”, que acorde a su nombre juega con los tiempos de la canción haciendo pausas que rompen con los esquemas tradicionales de la música; “Benzin”, que tiene una onda más surf con vocales que por momentos parecen orientales; “San Lorenzo”, la única canción del álbum con un sonido más urbano —aunque, irónicamente, termina con sonidos de gaviotas—, que evoca imágenes de  las ciudades brasileñas y que tiene unos tintes folk; y “Sei Lá”, la canción más funk y ecléctica del álbum.

Si bien Boogarins es un proyecto relativamente nuevo y aún les falta experiencia, Manual es un trabajo digno de presumir y un proyecto que rompe paradigmas. Con este material, la banda brasileña nos demuestra que la música psicodélica no necesariamente tiene que ser pesada. Demuestran que el silencio también es un instrumento musical que, si se usa de manera correcta, nos puede proporcionar una experiencia sonora agradable y única. Si la banda continua así, definitivamente se volverán unos maestros en el uso de tiempos y la composición musical.

No es una revista, es un movimiento.