119746
Banda de Turistas — Mancho

8

Banda de Turistas
Mancho

FYN S.A. (Pop Art) / 2017

Artista(s)

Banda de Turistas

Mancho: ¿El renacer de una promesa?

Después de ser considerados como una de las promesas de la escena indie argentina, con un sonido psicodélico presente en sus dos primeros álbumes: Mágico Corazón Radiofónico (2008) y El retorno (2009); llamar la atención con su tercera producción discográfica: Ya (2012); tener una transición con Lo que más querés (2014) y aun así enganchar con la sencilla pero atrayente canción “Química”; Bruno, Tomás, Luis, Patricio y Guido de Banda de Turistas, están de vuelta luego de tres años de ausencia con su quinta placa, Mancho.

El álbum producido por Mario Caldato Jr., conocido por su trabajo con Beastie Boys y por producir Mágico Corazón Radiofónico, abre con “Uno en un millón”, seguido de “El buen candidato”, dos temas tranquilos cantados por Bruno y con el mismo mensaje, pues mientras que el primero declara “soy el mejor de todo lo peor”, el segundo lo complementa con “no tengo tacto ni estilo”.

“Sólo para mí” es una balada románticamente enfermiza, que tiene como voz principal a Tomás“Te quiero sólo para mí, no te quiero compartir”. Continuando por el tracklist, aparece el único tema que tiene a Luis como voz principal, “Avenida Selva” y al escucharlo, el sonido remite al rock ochentero de la banda argentina Ratones Paranoicos.

A partir de aquí, la psicodelia le da un toque a las cuatro siguientes canciones, las cuales no dan tiempo a ninguna pausa, pues el final de cada una marca el inicio de la subsecuente. “Sentimental” y “Qué nos unirá” perciben la realidad de manera cruda con letras que hacen alusión a escapar del mundo y a no tener lugar en él. “Ando de nube” es una rola que va in crescendo a través de un cautivante pop interpretado por Bruno. “Si tan solo pudiera” vuelve a la línea del pesimismo de las dos primeras canciones del álbum: “Soy un tonto que alucina, una mosca en el mantel, la verdad no sé si soy alguien para vos”.

“La cosa negra” viene a darle una pausa a esa reproducción continua que ofrecieron los cuatro tracks anteriores con una rola netamente psicodélica con frases cursis como “Me haces sentir tan fácil de querer” y “Sé que en tu cuerpo siempre hay un lugar para meter mi alma”.

El cierre. El final del disco es lo mejor que le pudo pasar a mis oídos, y no por la prisa de que terminara, sino por la belleza auditiva de “Tuperso” y “Tuperso II”, una canción y una pieza instrumental que convergen como una sola con un envolvente rock psicodélico mezclado con pop y dejan ver el gran aporte vocal de Tomás y la cautivante combinación entre el sintetizador de Patricio y la batería de Guido.

Mancho es un álbum que marca el regreso de los Turistas, pero también el encuentro consigo mismos, con su identidad musical.

No es una revista, es un movimiento.