166793
Austra — HiRUDiN

7

Austra
HiRUDiN

Domino Records / 2020

Artista(s)

Austra

08/May/2020

HiRUDiN: Las sanguijuelas emocionales y las relaciones destructivas en un pop incierto.

El hirudin o hirudina es una sustancia que segregan cierto tipo de sanguijuelas también conocidas como “hirudíneos”. A estos animales babosos, viscosos y de aspecto asqueroso, se les da un uso medicinal, la sustancia que producen se emplea como un anticoagulante. Los bichos lo usan de forma natural para que la sangre de su “víctima” no se coagule y ellos puedan continuar alimentándose. En las relaciones entre individuos también pueden existir sanguijuelas adheridas a la piel, a la mente, al alma, succionando lo mejor del otro, acabándolo mientras ellos extienden sus latidos. Con un poco de imaginación les podemos encontrar un uso medicinal a estos vínculos, ayudan a autodescubrirnos en muchas facetas, desde el daño que podemos crear o el límite que podemos tolerar. Una experiencia que funciona como anticoagulante emocional para que podamos seguir existiendo, aprendiendo de los “errores”. El cuarto álbum de Austra que se titula como el anticoagulante, HiRUDiN, está construido abiertamente a partir de historias sobre una relación malsana que terminó en ruptura. 

El álbum más íntimo del núcleo del proyecto canadiense, Katie Stelmanis, es el más incierto, en el que su pop robusto y artístico pierde sentido al deambular en ambientes aleatorios. El trayecto de la compositora ha sido de mudanzas. “Me he mudado seis veces en los últimos cinco años”, nos cuenta en “How Did You Know?”. Los cambios han sido en diferentes ámbitos; de ubicación, Canadá, México, España, Inglaterra; de integrantes, con una alineación que ha ido cambiando en los cuatro álbumes y dos EPs que ha publicado; y de sonido, del dark wave al new wave, del synth pop al dance pop. En la última entrega el sonido se diluye en un art - pop que ella trabaja con ahínco pero que deja de lado lo mejor que tenía, una propuesta efectiva de pop sobre el que giraba todo el álbum, en donde la voz se sumergía en ritmos interesantes, en percusiones atractivas y en sintetizadores dinámicos. Si en Future Politics el concepto musical potenciaba el concepto temático, en HiRUDiN, la música introspectiva en la mayoría de los tema arrastra a las letras al olvido. 

“Anywayz”, “Your Family”, “Risk It” y “I Am Not Waiting” son canciones en donde esa búsqueda de introspección engrana con la instrumentación y la composición de un alma herida. En “Your Family” expresa el miedo de reconocer ante la familia de su pareja que tienen una relación homosexual. Lo brillante no solo es la profundidad en líneas elementales, sino la composición. En poco menos de dos minutos, la voz de Stelmanis es una sanguijuela que se clava en la piel hasta exprimir las inseguridades, las palabras luchan contra sí, se enciman las sílabas; la base es un sintentizador vibratorio que se mueve como las ondas que se forman en el agua, en capas y pausadas. “Risk It”, nuevamente la voz, ese instrumento de Austra que persigue, que acosa, que inquieta, un agudo deformado en el coro. Ansiedad en extremo. “No me arriesgaría, me siento avergonzada, me siento culpable de buscarte sin fin”. Los sonidos electrónicos y las percusiones constantes del coro quedan en un segundo plano.

Hay dos aciertos en este proyecto, el primero es la búsqueda de la composición más allá de los géneros. Ningún álbum se parece a otro. El segundo, es ambicionar un sonido más rico en elementos; si al principio eran líneas electrónicas elementales y una potente batería, ahora es difícil reconocer el entramado sonoro. No hay un dominio de algún instrumento, no podríamos reconocer el sonido a partir del bajo o la batería. Lo que persigue su creadora es el sentimiento. La voz que es lo más constante se muestra distinta, ya sea atacando, quebrando, extendiendo o introduciéndose en la canción. En los mejores momentos potencia al tema. “I Am Not Waiting”, por ejemplo. Un dance pop que pasa intrascendente en su primer minuto, hasta el coro, cuando la voz comienza a prolongarse fantasmalmente impulsada por el bajo y una línea de synth.

HiRUDiN es un anticoagulante de poca potencia, lo que prometía ser uno de los álbumes mejor logrados de Austra partir de los sencillos publicados, resultó ser un trabajo por debajo de su debut, la contundencia se pierde en lo “artístico”, en temas intrascendentes y poco atractivos como “All I Wanted”, “It’s Amazing” o “Messiah”, sin contar que dos son transiciones de menos de un minuto. Nos queda el relato, la apertura de su mundo interno, la reflexión sobre aquellas sanguijuelas que succionan nuestra sangre, se llevan nuestras emociones y nos dejan malheridos...

No es una revista, es un movimiento.