Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

137189
Art d'Ecco — Trespasser

10

Art d'Ecco
Trespasser

Paper Bag Records / 2018

Artista(s)

Art d'Ecco

Con su álbum debut, Art d'Ecco le da vida al sonido olvidado del synthpop.

El músico canadiense sigue siendo un enigma en la industria, un enigma que ha empezado a tomar el interés de la gente, en parte por toda la campaña promocional de Paper Bag Records. Pero a pesar de la fama, lo que llama la atención de este artista es que por más que sus influencias sean evidentes e incluso comunes, su sonido se siente actual y puede sorprender.

La fórmula literaria de “si quieres tener éxito reversiona un clásico”, ya ha sido aplicada en la música por grupos como Foxygen y The Lemon Twigs. Pero la diferencia aquí es que no hay The Beatles, ni un pop barroco o progresivo. La esperanza de Paper Bag nació del pop obscuro y electrónico de los años setenta, el avant pop, la trilogía de Berlín de David Bowie. Ahora, es tiempo de ver si Art d'Ecco tiene lo necesario, si toda esa fe y apoyo de los últimos meses no fue en vano.

Comenzamos con “Never Tell”, que tiene un ritmo llamativo al estilo del new wave, pero con sintetizadores y vocales que recuerdan mucho a Masseduction, el reciente disco de St. Vincent. El solo de saxofón que aparece pasados los tres primeros minutos es todo un asunto, pues en primer lugar nos demuestra que el artista no tiene miedo de fallar con tal de plasmar lo que quiere en este material.

Con “Joy” y “Mary”, nos adentramos más en el pasado y cambiamos sintetizadores por guitarras. La obscuridad se va disipando, primero con algunos toques de psicodelia y luego con riffs nebulosos. Nos damos cuenta de la versatilidad de Art d'Ecco, pero también conocemos su lado más amable y nostálgico.

Nobody’s Home” nos regresa a los sintetizadores con un dark wave con toques de disco y vocales que recuerdan mucho a Blondie. El track adquiere otro valor cuando uno conoce la inspiración de la letra, que es sobre una mujer que huye de una relación de abuso y que debe quitarse el miedo de que él vuelva, bailar como si nadie estuviera en casa.

¿Seguimos por el camino del disco punk con “Who Is It Now?”, aunque hay una esencia más obscura, que llama a la decadencia. El track está muy influenciado por el Berlín oriental, por lo menos ese es el paisaje al que nos lleva Art d'Ecco. Todos los elementos se mantienen sombríos, repetitivos e hipnóticos.

Cambiamos una vez más en “Dark Days (Revisited)”. Tenemos riffs al estilo de New York Dolls que lucen como detonaciones sobre un fondo negro con sintetizadores de lo más lúgubres. Parece un collage sonoro con todas las influencias del cantante, tan distintas pero que logran mezclarse para ser uno de los mejores tracks de Trespasser.

El single que le da nombre a este disco es, sin duda, el más atrevido y experimental. Hay una evidente disonancia por parte de los sintetizadores, pero también se nota el peso que tuvieron agrupaciones como Sparks y Roxy Music en la música de Art d'Ecco.

La versatilidad del canadiense es evidente, y a pesar de que sus influencias son directas, también son bastas; eso es lo que se muestra en “Lady Next Door” y “Last In Line”. Cabe mencionar que el intérprete, a diferencia de los ya mencionados Foxygen y The Lemon Twigs, no busca ser un derivado, sino crear algo suyo a partir de sus referencias.

La última canción, “The Hunted” también es la más larga del álbum. Este track fue pensado para tocarlo en estadios, en enormes arenas, y eso habla muy bien de la visión del artista. No piensa ser un artista underground, quiere ir a lo grande y presentarse en festivales, o por lo menos eso es lo que imagino.

Art d'Ecco empieza con el pie derecho, lanzando un disco espectacular, inmejorable. Debo decir, sin temor a sonar exagerado, que este es uno de los mejores debuts que he visto. El músico cumplió con su parte, el sello también, ahora solo queda la siguiente pregunta: ¿funciona para la industria actual? Eso solo el tiempo lo dirá, pero si tienen la oportunidad, los animo a que sea parte de sus recomendaciones.

No es una revista, es un movimiento.