156026
Allah-Las — Lahs

8

Allah-Las
Lahs

Mexican Summer / 2019

Artista(s)

Allah-Las

17/Oct/2019

Allah-Las explora con precaución nuevos terrenos y nuevos idiomas.

Por tres años, la banda de Los Ángeles ha estado en un peregrinaje para volver a encontrarse. El grupo confesó que los lugares y las experiencias que vivieron en sus dos últimos años de gira fueron lo que los llevó a hacer este álbum. Tomando en cuenta la gran inspiración del disco, llega también la gran pregunta: ¿Allah-Las podrá salir de su zona y sorprendernos con algo diferente?

El inicio, “Holding Pattern”, responde nuestra pregunta a medias. La canción nos regresa en el tiempo a un verano psicodélico en California, es el mismo estilo de siempre con la diferencia de que el grupo plasma mejor y nos mete más adentro de su paisaje sonoro. Se nota la destreza, pero no nos hemos alejado de territorios familiares.

“Keeping Dry” empieza a ofrecernos algo distinto. Ya no se busca la uniformidad de los elementos, las guitarras son como vinagre y las vocales como sal. Aunque es en pocas dosis, es bueno tener algo perceptible, contagioso y más dinámico.

No se arriesgan a explorar en lo profundo de lo desconocido, pero hay un cambio notable en la esencia de Allah-Las. “In The Air”, como tema principal del disco es el mejor ejemplo, pero tracks como “Electricity” y “Polar Onion” también nos ofrecen esa combinación del sonido clásico con un giro distinto.

La gran sorpresa de este álbum recae en “Prazer Em Te Conhecer” o encantado de conocerte. Este tema maravilla no solo por estar cantado en portugués, sino porque es uno de los pocos sencillos en este disco que te obligan a levantarte y moverte. Es verdad lo que decían, nuevos lugares y nueva gente se hacen presentes en este lanzamiento.

Cerca de la mitad, nos encontramos con uno de los momentos más contrastantes del álbum. “Roco Ono” y “Star” son temas muy distintos, el primero es un track instrumental que parece incansable y con una guitarra que evoca al funk; mientras que el segundo es mucho más acompasado y resalta más el aspecto vocal. Sea intencional o no la distribución y constitución del disco, la diversidad de ritmos y estilos le da mucho dinamismo a su material.

Las sorpresas siguen con “Royal Blues”, tal vez la canción que más se aleja del sendero que venía trazando Allah-Las. Este es un tema experimental que usa una caja de ritmo y donde las vocales son las que marcan el compás. La banda está entregando cosas inesperadas pero que sin duda van a gustar.

“Light Yearly” es uno de los últimos temas destacados del disco. Nos alejamos un poco de ese tono simple, brillante y veraniego para visitar en paisajes menos coloridos. El grupo no pierde los toques de psicodelia y se apega bien al estilo classic rock de los 60, sería difícil distinguir que no son de la época. La fórmula les sienta bastante bien y honestamente, considero que les funcionaría en un futuro explorar más este lado.

La banda deja de pisar el acelerador cerca del final y es el único gran error de Lahs. Aunque habíamos tenido mucho movimiento a lo largo del álbum, en el último cuarto no logramos ver nada nuevo y eso cae bastante pesado. No hay mucho que destacar pero afortunadamente temas como
“Houston” duran poco y dan paso rápido al esperado cierre.

Para concluir, Allah-Las saca la última carta bajo la manga y va por un final que esté a la altura de este disco. La canción se va al extremo y borra toda esencia de la banda, desde el estilo hasta el idioma. Lo primero y que más llama la atención es que este tema está cantado en español. Puede que no sea el caso, pero quiero imaginar que su visita a México al festival HIPNOSIS tuvo que ver algo.

Lahs es un disco donde el grupo se reinventa en pequeño, no es un cambio radical y agresivo, pero suficiente para darse a notar. Las decisiones de Allah-Las fueron cautelosas y prudentes pero acertadas. Este nuevo disco avivará el interés de sus fans y probablemente les traiga muchos nuevos seguidores.

No es una revista, es un movimiento.