Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

177150
Andrés Calamaro reversiona “Bohemio” junto a Julio Iglesias

Andrés Calamaro reversiona “Bohemio” junto a Julio Iglesias

El tema homónimo del afamado disco de Andrés Calamaro se reinventa en un bolero, acompañado de la legendaria voz de Julio Iglesias.

Por distintos caminos, pero si hay algo de común entre Andrés Calamaro y Julio Iglesias es su presencia bohemia. Esa puntería para escribir las palabras adecuadas y quedarse plasmadas en los oídos dentro de las noches afiladas es un talento que comparten, y ahora se unen para revivir uno de los clásicos del pasado reciente de El Salmón, "Bohemio" vía Grabaciones Encontradas y Sony Music España.

Recordar a "Bohemio" como la canción homónima de aquél disco laureado de 2013, que hasta tuvo una película, nos hace pensar en una obra que se canta de frente al abismo, a la sensación de la vida que golpea, que nunca cambia, que es dura, pero de la que estamos enamorados. "El deseo que a destiempo también es necesidad" y "El deseo de aferrarse a las espinas de las rosas" son argumentos de la magia agridulce del amor y la libertad como banderas.

Calamaro y Julio Iglesias

La voz de Julio Iglesias y la de Calamaro se complementan de manera suave, sobre una canción rock que se quitó la chamarra de piel y se puso un traje de noche para la ocasión. Los arreglos de piano perduran, aunque se tornan más elegantes sobre la base musical sensual y exquisita.

Andrés considera que si alguien encaja perfectamente con esta canción es Julio. A través de un comunicado de prensa el cantante argentino argumenta que parece que la canción fue escrita para él. Además, en sus redes sociales, El Salmón se mostró bastante afortunado de trabajar con él, quien entre elogios lo considera como un "Maradona" de la música, haciendo alusión a los hechos recientes. Disfruta esta nueva versión de "Bohemio" a continuación, y su video donde podemos verlos a ambos pelear contra sus sombras.

No es una revista, es un movimiento.