6335
Amadou & Mariam: El sonido de África se esparce por el mundo

Amadou & Mariam: El sonido de África se esparce por el mundo

02/May/2012

Amadou & Mariam, la pareja de músicos nativos de Malí, merecen toda nuestra admiración, no sólo por haber salido de África y conseguido el reconocimiento internacional, sino por su gran calidad como compositores, ejecutantes y cantantes. Ellos han sabido enriquecer la enorme tradición cultural de la que proceden. Le guardan respeto, pero también les interesa inyectarle frescura. Algo que quizá a los puristas no hace feliz, pero a ellos les satisface plenamente. Sin gente transgresora como ellos los procesos artísticos no se dinamizan y tienden a anquilosarse.

La pareja pertenece a un pueblo en el que la música se funde con el culto a Dios; tocar y cantar es una forma de rezo y un vínculo con la naturaleza. Así que ellos hacían una especie de blues rústico y primigenio que llamó la atención de otros músicos interesados en echar un vistazo a las raíces y fuentes originales. En un principio fue Manu Chao (2003) y después vino Damon Albarn, quien les produjera Welcome to Mali, donde se incluía la maravillosa Sabalí.

Han compartido escenario con gente como David Gilmour (Pink Floyd) y luego fueron remezclados por varios DJ`s de importancia (Vitalic, Miike Snow y Bob Sinclair, entre ellos). Lo suyo ha servido para allanar el camino a otros artistas venidos del llamado continente negro: Tinariwen, Konono No. 1 y Kasai All Stars, entre otros.

Nótese que sus méritos son muchos y no se centran en el hecho de que sean invidentes. Su trayectoria subraya que esta discapacidad no los limita, se trata sencillamente de una característica física. Recientemente han montado el concierto Eclipse, que transcurre en completa oscuridad para que los asistentes tengan una idea de lo que sienten los débiles visuales.

La pareja suele emprender largas giras y es ya habitual encontrarlos en los grandes festivales del mundo, donde suelen comenzar amistad con músicos muy distintos, a los que han convocado al espectáculo L’Afrik C’est Chic, unas sesiones con artistas invitados en Nueva York y Londres.

Así que no sorprende que Folila (Nonesuch/Warner, 2012) –su octavo disco- sea un nutrido desfile de personalidades y sonidos. La pareja goza interactuando con sus colegas, cuyas aportaciones dan variedad a una propuesta que en sus orígenes fue muy austera, pero que ahora posee estructuras más complejas, arreglos profusos y un carácter muy contemporáneo, es decir, hacen música africana actual sin olvidar por ello todo lo que tienen detrás.

Amadou Bagayoko y Mariam Doumbia se han dado un banquete haciendo este disco y ahora nos convocan a la fiesta. Uno esperaría que Willy Kataso, en la que participan los Tv on the Radio, Tunde Adebimpe y Kip Malone, robara cámara, pero no ocurre así.

Era lógico pensar que el encuentro con Santigold resultara explosivo; Dougou Badia suena filoso y marca la pauta para el resto del disco. Para el entorno francófono, el punto central de interés consistió en lo que podría aportar Bertrand Cantat, un vocalista de excelente registro y gran personalidad que tuviera su grupo Noir Désir, pero siempre rodeado por el escándalo, ya que fue condenado en 2004 por homicidio involuntario tras haber dejado en coma a su esposa. Seis años después, estando en libertad condicional, su ex esposa anterior se suicidó mientras Cantat dormía en la misma casa. Tras tanto lío, el hombre se apega a lo que mejor hace –cantar- y fortalece Oh Amadou, Mogo, Another way y especialmente Africa Mon Afrique, que se apropia del reggae.

El disco fue grabado en Nueva York por Marc-Antoine Moreau, un productor con que ya se han asentado, que luego viajó a Bamako para la mezcla y el acabado final. El espectro musical que debió decantar era amplio; desde Jake Shears de Scissor Sisters en los coros de Metemya a los versos rapeados de Thelonius London en Nebe Miri.

Cuatro años después de Welcome To Mali y uno desde sus remixes, lo mismo pueden apegarse a la forma más austera de su música, como sucede con Sans Toi y Chérie o catapultarse hacia la expresión más reciente del soul, alternando con Amp Fiddler en Wari.

Así, el pop contemporáneo se entrevera con la música africana y aprovecha su inmenso sentido rítmico y melódico. Hoy día, la verdadera aldea es el mundo entero y cada uno elige la tribu a la que quiere pertenecer. La música es el rito que nos une.

Échenle un vistazo a las siguientes ligas, recomendadas por la banda:

Amadou & Mariam - Interview with Ebony Bones

Amadou & Mariam - "Wily Kataso" Live session at Studio Ferber

Amadou & Mariam - "Oh Amadou" Live session at Studio Ferber

Amadou unplugged playing a solo guitar at Studio Ferber

No es una revista, es un movimiento.