Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

147456
Semana IR! 2019: Entrevista con Lee Fields & The Expressions

Semana IR! 2019: Entrevista con Lee Fields & The Expressions

Soul versus technology.

Lee Fields, hoy ícono del soul, ha visto a la humanidad y a la industria musical mutar y evolucionar desde los 70. Estos 50 años de carrera no solo me permitieron platicar con él un rato, sino que por fin lo traen por primera vez a México a la Semana IR!.

Lee, de voz profunda y llena de clase, es un hombre multifacético y un filósofo nato. En cortos 20 minutos me hizo pensar en el presente, futuro y las posibilidades que se cierran y abren a cada momento. No solo son sus canciones, es él: profundidad y diversión en uno.

“Las cosas no han cambiado tanto al hacer música en los 70 y ahora... Lo único que ha cambiado es que ahora usamos computadoras, pero la parte humana de la música sigue siendo nuestra”. Definitivamente la tecnología tiene sus ventajas. Sin embargo, ¿realmente son ventajas? Para Lee, la humanidad sigue llevando la ventaja.

“Soy un hombre muy tecnológico. Me gustan mucho las computadoras y de hecho, mis canciones son muy futuristas. Hablo sobre la teoría de relatividad de Einstein, entiendo esa teoría y me interesa mucho el entendimiento de la ciencia”. Pero nadie está definido solo por una cosa. “Como la Biblia puede ser un libro científico si imaginas cómo es dios. Dios puede ser como un destello de fotones”.

“Me gusta más lo análogo. Prefiero los sonidos naturales. Cantar y utilizar sonidos naturales y crear música sin digitalizar es mi manera de demostrar mi aprecio a lo que las personas pueden hacer. Estoy al tanto de la tecnología y la aprecio, pero personalmente me gusta más explorar lo natural: el talento humano”.

Usamos las computadoras para afinar sonidos que suenan “imperfectos”; las utilizamos para redefinir la calidad de algo (sonidos) que para Lee ya es perfecto. “Musicalmente hablando, me encanta cuando la gente se reúne y experimenta. Amo ver a los seres humanos tocando música sin intervenciones artificiales”.

Esto me recordó a las películas que evocan a los primeros músicos de blues y soul. No necesitaban más que su voz y sus palmas para crear canciones con ritmos y ambientes nuevos. Tal vez no era perfecto, pero era tan orgánico y real que era aún mejor.

“¿Podrá una máquina en algún momento tener corazón? No lo creo. Al ser criaturas imperfectas sabemos que nunca alcanzaremos algo 'perfecto', pero eso que falta lo llenamos de corazón”. Y eso es lo que hace a la música perfecta: su humanidad.

Estamos en un camino de explosión y avance tecnológico que apunta a la completa automatización. La cafetera se prende sola, los autos no necesitan un conductor… “Cuando llegue el punto en que una computadora o un robot puedan improvisar de verdad y hacer música, el ser humano se dará cuenta de que ya no tiene nada que hacer y en ese momento, el humano ya no tendrá un propósito, ¿sabes? Y vivimos gracias a que tenemos un propósito”.

Para Lee, algo tiene que cambiar, no en el cómo generamos tecnología, sino en el porqué. “El ser humano tiene que detectar el momento en que el alma se pierda en lugar de solo continuar por inercia”. Si pasamos ese momento por alto, no solo perderemos el alma, sino el propósito también.

El camino de la humanidad es delicado. Pero no por eso nos debemos centrar solo en el corazón de la música, una producción fina y una visión innovadora no hacen nada mal. “Creo que esta chica, Ariana Grande, puede llegar muy lejos. Tiene un futuro prometedor, mucho de ella y su música está adelantado a nuestro tiempo. Todo puede ser un círculo; todo regresa eventualmente. Por eso estoy al corriente con los nuevos talentos y escucho sus propuestas. Escucho e intento identificar su lugar en el círculo. Entonces escuchar a esta chica tiene sentido, por supuesto que creo que es talentosa”.

No es una revista, es un movimiento.