183546
Entrevista con Wolf Alice

Entrevista con Wolf Alice

El camino ascendente de Wolf Alice: un tren que no se detiene.

Desde el otro lado del atlántico, el baterista Joel Amey tomó nuestra llamada para platicarnos un poco del próximo álbum de Wolf Alice y de sus planes para volver a la normalidad.

Me cuenta que el proceso de composición del nuevo álbum, Blue Weekend, comenzó cerca de ocho meses antes de que comenzara la pandemia del COVID-19 y que varias de las canciones que escucharemos han estado guardadas en el disco duro de la vocalista Ellie Rowsell por mucho tiempo. Se encontraban en un estudio de grabación en Bélgica cuando empezaron los confinamientos. “Por la naturaleza del estudio estábamos en una especie de cuarentena de todas maneras porque vivíamos allí y estábamos muy enfocados en el proyecto”, relató Amey.

En general, describe la creación de Blue Weekend como una experiencia única aún cuando pasar mucho tiempo en el estudio sin distracciones llegaba a causarles claustrofobia. “También nos dio tiempo para afinar detalles sin preocuparnos por fechas de entrega establecidas, todo era un volado, así que quisimos hacerlo bien y nos dio más tiempo para pensar en la lista de canciones, trabajar en las dinámicas de las canciones y grabar más antes de volver al Reino Unido”, agregó.

La presión empieza con nosotros cuatro

Desde sus primeros EP y la llegada de su álbum debut, My Love Is Cool, en 2015 la agrupación ha atraído cada vez más seguidores e incluso ganaron el prestigioso Mercury Prize por su segundo álbum, Visions of a Life. Dicha atención puede llegar a poner demasiada presión sobre los artistas, pero Joel Amey me asegura que tanto su disquera como su productor, Markus Dravs, les dieron plena libertad creativa y que la mayor presión fue la de ellos mismos por superarse.

Solo queremos presentar algo de lo que estemos muy orgullosos y pienso que la presión empieza en casa. Toda la atención y premios que hemos tenido la fortuna de recibir nos han ganado una mayor audiencia y no nos define como compositores, (pero) es una de las cosas que sucede cuando el tren sigue adelante. Casi me siento como un niño de nuevo, como cuando sacamos nuestro primer disco, en cualquier caso, me siento extasiado y emocionado en lugar de presionado”.

Durante el proceso de creación de Blue Weekend, los integrantes de Wolf Alice probaban la emoción que les causaban las canciones sobreponiendo sus demos sobre trailers de películas. “Pienso que esta vez hicimos unas canciones muy visuales, por ejemplo, en la canción 'Feeling Myself', el pasaje intermedio es algo de lo que me siento muy orgulloso (…) Siempre ha sido parte importante de la banda pensar en cómo la música te hace visualizar cosas, siento lo mismo con las letras. No se me ocurre un ejemplo específico, pero me encantaría que un filme masivo tuviera nuestra música”.

Un fin de semana puede cambiar tu vida

Sobre el título del disco, el baterista me dice que refleja más una actitud que un concepto, “Las letras reflejan experiencias o los altibajos de la vida, es un disco muy personal y real y a la vez no, si sabes a lo que me refiero. Mucha gente puede identificarse, yo encuentro mis propias experiencias en las cosas que Ellie escribió. Blue Weekend se siente como un término genérico para denominar no solo el sonido sino también las historias, un fin de semana pueden ser 48 horas que te cambian la vida, especialmente en tus veintes cuando vives en medio de la locura de la ciudad, es como una montaña rusa”, describió.

Cuando pienso en el título, tiene sentido después de haberlo escuchado, creo que complementa la música de una buena manera. Me encantan los títulos y portadas de discos que te causan eso y creo que este lo hace, pero también hay esperanza, ¿sabes? El sol volverá a salir la mañana del lunes.”

Wolf Alice_Blue Weekend_2021

Hace dos meses, Wolf Alice nos entregó “The Last Man On Earth” como primer sencillo de Blue Weekend, balada de piano que suena particularmente diferente y como una inusual elección a comparación de previos sencillos, sin embargo, la reacción ha sido positiva y a la fecha su video oficial cuenta con un millón de visitas en YouTube e incluso podemos encontrar un par de versiones en vivo. “Después de cuatro años no quieres ser predecible. Es agradable seguir poniéndote retos y alcanzar diferentes audiencias y creo que la canción definitivamente lo ha hecho, me siento halagado por la respuesta que tuvo después de estos meses”.

De acuerdo con Amey no hay dos canciones iguales en Blue Weekend, pero a su percepción se trata del trabajo más cohesivo de Wolf Alice. “Las canciones se complementan de forma maravillosa y tanto en los momentos duros como en los suaves hay una intimidad y características únicas. No quiero decirle a la gente qué esperar sino esperar lo inesperado”, mencionó.

Los vacíos de la pandemia

Para los músicos, tocar frente a enormes multitudes es primero una aspiración y más tarde una necesidad. Ante las restricciones por la pandemia, esto se volvió imposible y significó una gran pérdida para miles de artistas alrededor del mundo. “Extraño todos los aspectos de salir de gira, desde no saber dónde está el wi-fi o no encontrar mis calcetines por un mes. Es un lado de nuestras vidas que nos hace falta, todos mis veintes se han definido por viajar en una van con los otros tres y tocar en frente de las personas, es algo que extraño mucho”, contó el baterista.

Es muy divertido tocar las nuevas canciones con las viejas, tal vez en unos meses tengamos una idea más definida, pero vamos a estar muy emocionados de subirnos a un escenario, vamos a tocar por horas como lo hace Bruce Springsteen. Nueve horas cada noche, un set tras otro. No quiero abandonar el escenario”.

Wolf Alice formará parte de la edición virtual del festival Glastonbury este año, donde también se presentarán otros actos como Damon Albarn, Coldplay, Idles, Haim y Michael Kiwanuka. Además, si todo sale de acuerdo con el plan y las medidas sanitarias y de vacunación lo permiten, se presentarán en el escenario principal del Reading Festival en agosto y en una serie de fechas agotadas para 2022 en todo el Reino Unido.

Antes de colgar, no quiero dejar de lado la oportunidad de preguntarle si está en puerta la posibilidad de que Wolf Alice se presenté por primera vez en vivo en México a lo cual me responde con entusiasmo que es uno de los lugares que más desean conocer. “Sonará raro, pero siento que tenemos una conexión espiritual con México, la comida es mi favorita, tengo un bello libro en mi casa sobre arte folklórico mexicano desde épocas ancestrales y los colores son hermosos, la forma en que se expresan me llama mucho la atención. Veo en internet cómo la gente de allá se entusiasma, además de la historia y la cultura. Si no fuera por la pandemia, iríamos lo más pronto posible, nos encantaría tocar allá”, concluyó.

Los conciertos aún se sienten como un sueño lejano en nuestro país, pero con un poco de esperanza, el próximo año podremos volver a congregarnos para compartir el amor por la música en vivo y, tal vez, en una de esas podamos corear las nuevas canciones de Wolf Alice sin miedo a enfermarnos. Por lo pronto, Blue Weekend estará disponible a partir del 11 de junio y lo puedes preordenar aquí.

 

No es una revista, es un movimiento.