134059
Entrevista con Reyno

Entrevista con Reyno

31/Ago/2018

Entre la ruptura y la continuidad: La nueva etapa musical de Reyno.

Los seis años que han pasado desde el momento en el que Christian Jean se reunió con Pablo Cantú en un estudio de grabación de la Ciudad de México han sido muestra de lo que ambos llaman “pronóstico reservado”: La responsabilidad de trabajar todos los días para construir una carrera musical que tenga un significado para ellos mismos y para los demás. Tras regirse bajo el lema “Pensar en lo que se hará al día siguiente”, Reyno se ha posicionado como una banda que responde a la satisfacción estética y al profesionalismo dentro de la industria musical.

Desde 2012, la grabación de sus dos álbumes de estudio (Viaje por lo eterno y Dualidad), el largo recorrido por la República y su experiencia en la gira por Estados Unidos han guiado la fuerza ancestral que hace que cada paso de Reyno represente momentos de aprendizaje y autoconciencia.

Al encontrarse en una etapa caracterizada por la ruptura y la continuidad, el aprendizaje y la autoconciencia son los elementos que permiten entender el contexto en el que se ha llevado a cabo la producción de su tercer material discográfico. Durante el proceso creativo de Fuerza Ancestral, los integrantes de Reyno se han vuelto selectivos entre los hábitos que permanecen y los que deben cambiar. “Conservamos la línea de composición; las canciones empiezan con su forma más pura, con alguna melodía o una frase. Lo que cambió mucho en este disco fue la forma de hacerlo”, expresa Christian para Indie Rocks!.

Si bien la trayectoria musical de la dupla se ha caracterizado por la disciplina y la persistencia en el trabajo, los últimos meses han sido el periodo y terreno idóneo para la holgura, tranquilidad y construcción de un sonido orgánico que se ha reflejado en temas como “Remi” y “Lejos”. La ruptura con viejos hábitos ha consistido en dos ámbitos: Dejar de tener tiempos limitados para la composición y abrir el abanico al toque creativo. “[El álbum] no fue tanto el ‘¿Ya tienes las 10 canciones?, Enciérrate en el estudio y termina el disco en dos meses’. Fue darnos el tiempo para que se cocinaran canciones trabajadas. También cambia en que involucramos a más personas; hicimos un buen equipo”.

Dejarse llevar por el desenlace natural del tiempo, el dinamismo y la creatividad ajena dieron como resultado que cada uno de los temas adquiriera una personalidad única. La composición lírica, así como la capacidad de combinar géneros –en especial “Remi” y “Fuerza Ancestral”– apuntan a categorizar al álbum como un trabajo superior y ambicioso en la carrera de Reyno.

La exaltación de una mentalidad relajada y sabia, y el impulso por explicar la importancia de los antepasados en la existencia de los seres humanos permitieron aludir a cuestiones personales, pues en palabras de Christian. “El título del disco es una dedicatoria para las personas que ya no están con nosotros, pero que nos siguen dando fuerza para continuar en la vida, para agradecerla y para entender que estamos parados en un lugar al que llegamos gracias a nuestros ancestros”.

La oscilación entre lo que cambia y lo que permanece da pauta a que Reyno pueda conservar aspectos que remiten a sus raíces como banda: La forma de comunicarse con sus audiencias. Desde sus presentaciones junto a Zoé y León Larregui en Solstis, Pablo y Christian han marcado una línea definida en relación con la industria. Con el fin de no perder de vista las razones por las cuales se dedican a la música, Reyno rechaza los comportamientos negativos de la rock star life, pues desde su perspectiva “estamos en una época en la que rockstarear no se ve bien y tampoco es válido”. Como parte de su itinerario, Reyno agradece el apoyo a sus fans a través de los cotorreos en los escenarios y las convivencias; dentro de sus apretados horarios y en sus paradas de ciudad en ciudad, se dan el tiempo de estar atentos a sus redes sociales.

El principal canal de comunicación de Reyno con sus audiencias es a través de la energía en sus presentaciones en vivo, sin embargo, han sabido capitalizar las oportunidades que se les han presentado en el camino. Como parte de los cambios en las formas de consumir música, las plataformas digitales se han mezclado con la práctica comprar de CDs y vinilos y al mismo tiempo, se han vuelto una oportunidad para que las y los artistas puedan ser escuchados en distintas partes del mundo. Al respecto Christian expresa. “Lo que tiene más punch en esta forma de comunicarse es la inmediatez. Ir a comprar un disco y escucharlo 30 veces siguen siendo formas de promover la música. [Pero los servicios streaming] nos han permitido llegar a cualquier persona”.

Sin entrar en una discusión entre los formatos físicos y digitales, Christian enfatiza que la pieza angular de Reyno son los conciertos, pues además de ser el lugar de conexión con sus seguidoras y seguidores, estos son los espacios en los que pueden demostrar por completo la propuesta artística de la banda, tal fue el caso de su presentación en el Teatro Metropólitan a mediados de 2017.

El formato rock-opera de dicho evento y la línea discursiva y estética de Fuerza Ancestral permiten tener altas expectativas en las próximas fechas de Reyno. Sin revelar por completo las sorpresas para su presentación en el Pepsi Center WTC y el Festival Catrina, Christian asegura que las y los fans pueden esperar de un escenario diseñado por Gabriel Cruz y Olmo Guerra y de un repertorio con temas de Viaje por lo eterno, Dualidad y al menos ocho canciones de Fuerza Ancestral.

Con el fin de permanecer en un sonido y una producción musical que dan pauta a tener un significativo reconocimiento en la industria musical, los integrantes de Reyno deciden posicionarse entre la ruptura y la continuidad para darle un kick off a una etapa que resumen en: “¡Vamos a tirar la casa por la ventana!”.

 

No es una revista, es un movimiento.