183207
Entrevista con Orions Belte

Entrevista con Orions Belte

26/Abr/2021

Nuevo disco, pizza de pepperoni y conciertos desde los cerros de Noruega, así es el 2021 de Orions Belte.

La banda es, desde hace un par de años, uno de los proyectos más emocionantes de Noruega. Es por eso que sorprendió a muchos el tiempo que el grupo se tomó para sacar un nuevo material de larga duración. Casi tres años después, podemos escuchar Villa Amorini, lo nuevo de Orions Belte.

Nosotros teníamos planeado sacar todo en 2020, pues incluso lanzamos algunos adelantos en ese año. Sin embargo decidimos esperar un poco más porque teníamos la esperanza de que la crisis por la pandemia se aminorara y pudiéramos salir a promocionar el disco. En realidad lo publicamos ahora porque ya no podíamos esperar más. Creo que fue lo mejor”.

El nuevo disco de Orions Belte, Villa Amorini, es presentado como un álbum se inclina un poco más hacia la gran ciudad, la vida nocturna y las sobras del refrigerador. El grupo nos cuenta un poco más sobre el concepto e inspiraciones del disco.

“Hicimos cambios en nuestro sonido y en nuestras historias. No es que estuviéramos buscando algo nuevo, pero esas cosas se dan porque constantemente estamos escuchando nuevas bandas y nuevos sonidos. No somos una banda que busca repetir fórmulas o ver qué funciona, la verdad es que lo que la gente escucha en nuestros discos es lo que queremos tocar en ese momento de nuestras vidas. En lo musical no sé si haya alguna inspiración directa, más bien es el conjunto de todo lo que vamos descubriendo y experimentando, creo que ese es el hilo conductor, las historias detrás de nuestras canciones. Por ejemplo, está esta canción llamada 'how long is… cold pizza for good' que es una de mis favoritas, esta es básicamente la sensación que uno tiene luego de una larga noche. Tienes resaca, hambre y te paras del sillón donde dormiste para agarrar un poco de pizza fría, de pepperoni obviamente, no te comes una pizza de anchoas que ha estado fuera toda la noche”.

Villa Amorini es un disco donde Orions Belte se arriesga con nuevos elementos y varias sorpresas. Una de ellas fue la colaboración tanto con la cantante Shikoswe como con la mexicana Pau Sotomayor.

Fue algo muy espontáneo en realidad. Primero salió la oportunidad de que Shikoswe participara en una de las canciones: 'Conversations'. Después de eso nos dimos cuenta de que nos gustó mucho el ejercicio y por casualidad pudimos agregar a Pau Sotomayor en una versión en español. A pesar de que fuimos a México hace un par de años no la conocíamos, de hecho aun no la conocemos, todavía no en persona porque ella tuvo que grabar a distancia. A pesar de la lejanía nos gustó mucho el resultado, fue algo diferente”.

Sobre su estadía en México, Orions Belte menciona que aún recuerda bien la vista que nos hicieron en 2019 y el show que dieron en una de las Noches Hipnosis.

“Nos encantó visitar México, fue algo muy emocionante. No sabíamos que esperar, pero nos encantó la energía del público. Algo que tenemos en nuestros planes para este año, o para cuando se acabe esta pandemia, es poder visitar de nuevo México y tocar algunas de las canciones del nuevo disco. Además hay muchos lugares que queríamos ver la primera vez y no pudimos, tal vez también podamos tocar en más ciudades”.

Aunque Orions Belte no ha podido hacer la gira que esperaban, han logrado conectar con su público a través del streaming, algunos de ellos transmitidos directamente de las montañas de Noruega.

“Vamos a tener que esperar para hacer nuestra gira, pero mientras creo que haremos otros dos o tres conciertos en las montañas. No nos gusta mucho la idea de hacer streamings dentro de cuatro paredes, creo que hay que aprovechar la oportunidad de la distancia para ofrecer algo diferente, es por eso que hacemos la transmisión en las montañas, porque el sonido y la atmósfera son diferentes. Es todo un reto hacer un buen streaming al aire libre, pero siento que vale la pena, para nosotros y para el público también, que no solo son gente detrás de sus computadoras, también a veces tenemos ardillas”.

No es una revista, es un movimiento.