168567
Entrevista con LA Priest

Entrevista con LA Priest

Aislamiento y silencio, ambiente propicio para las más recientes creaciones de LA Priest.

Hace unos años, Samuel Eastgate –bajo el nombre de LA Priest- decidió recluirse en una locación remota y alejada del ajetreo de la civilización. Esto se dio antes de que todos estuviéramos en cuarentena y fue la receta perfecta para despertar su creatividad.

El nombre del segundo material discográfico de LA Priest no es un simple nombre aleatorio, GENE es el nombre con el que bautizó a su última creación instrumental: una máquina de ritmos que se adaptara a sus necesidades.

“Todo empezó en 2016 cuando empecé a construirla desde cero, se convirtió en una parte integral del estudio, buscaba inspiración para nuevas cosas, nuevo ritmos. Encontré aburrido el proceso en el último disco con los sampleos y eso, se me hizo un enfoque muy predecible, así que pasé buena parte de ese año construyendo el prototipo de esta máquina y componía mis primeras ideas para el disco sobre la marcha, la máquina creaba el álbum y viceversa”, contó el músico.

Me cuenta que su primer prueba de crear un instrumento desde cero fue por allá de 2010 cuando intentó sin éxito crear una caja de ritmos. Antes de crear música bajo el nombre de LA Priest, Eastgate fue integrante de la banda Late Of The Pier, de corte más indie rock que su actual faceta, fue durante este tiempo que desarrolló un instinto y un impulso por hacer sus propios instrumentos a partir de partes de diferentes teclados y sintetizadores y de jugar y experimentar con circuitos y cables.

“Teníamos estos teclados viejos que tratábamos como si fueran guitarras o baterías, era muy expresivo y enérgico cuando tocábamos, así que no los tratábamos con mucho cuidado y seguido los deshacíamos y rehacíamos con desarmadores hasta que funcionaran de nuevo, sin idea alguna de lo que hacíamos”, me cuenta. De hecho, podemos ver una de sus creaciones (un sintetizador) en su video del tema “Lady’s in Trouble With The Law”, incluido en su anterior disco.

El reto del segundo round

Su primer disco en solitario, Inji, supuso el desafío de formar su propio sonido y nos introdujo a una combinación de funk, electropop y R&B. En esta ocasión, el músico se sintió más confiado en sí mismo. “Siento que me faltó mostrar mucho de mi sonido en el primer disco, no mostré [completamente] este lado de lo que hago, me sentí contento de expandir lo que hice esa vez y no se me ocurrió que [GENE] fuera eclipsado por ese material”, comentó.

La inspiración del segundo disco de LA Priest viene de vivir en una casa de campo, solitario, en el medio de la nada. El espacio, la libertad, el silencio y su máquina fueron la fórmula necesaria para crear estas nuevas canciones, “la ausencia de una inspiración fue lo que me llevó a crear la máquina y el álbum”.

Eastgate ha mantenido cerca al productor Erol Alkan desde antes de su incursión en Late At The Pier, pero como LA Priest ha sido su más grande colaboración. “El material que le envié suena muy diferente de lo que sería el producto final, lo que yo mezclé sonaba como una pared de sonido distante, él llenó el espacio e hizo su magia”.

El reto de las circunstancias

Los conciertos y festivales fueron de los principales afectados por la pandemia del COVID19 este año, LA Priest no es la excepción y apenas a una semana de arrancar su primera gira en cuatro años, esta fue cancelada. “Me hizo pensar no solo en las implicaciones para la situación actual, yo nunca antes pensé en hacer streaming en vivo de mi música o algo por el estilo, es un buen ejercicio mental, las limitaciones siempre han tenido un rol en la música como cuando tienes bloqueos creativos”, reflexionó Eastgate.

La forma del músico británico de lidiar con la situación es buscar qué se puede crear a partir de la situación. Aunque lo tomó por sorpresa la cancelación de su gira, busca hacer sus shows grabados más interesantes, adaptarse al formato y aprovechar las cámaras y la tecnología para no quedarse atrás.

GENE ya está disponible en todas las plataformas digitales, escúchalo a continuación:

No es una revista, es un movimiento.