183709
Entrevista con Javier Blake

Entrevista con Javier Blake

La virtud de un hombre que le habla con franqueza al mundo. 

Si escuchamos el nombre de Javier Blake inmediatamente lo relacionamos con División Minúscula. Entendible, lleva más 20 años de carrera junto a la banda, sin embargo, el músico es mucho más que este proyecto que arrancó con el corazón hace tiempo. Es un ser humano sensible, creativo y lleno de buenas virtudes; mismas que con el pasar del tiempo, le han invitado a trabajar en su proyecto solitario, su faceta más transparente hasta el momento. 

Desde hace dos años, el cantautor arrancó la producción de En Tiempos de lo Extraño, su primer álbum de estudio que bien podría definirse como: un espacio perfecto para todos aquellos que se encuentran perdidos y buscan un poco de motivación. La realización y el lanzamiento del LP tomaron su tiempo, la razón: tenía que llegar en el momento indicado. 

“La idea ya la tenía yo desde hace años, queriendo tener este espacio en dónde publicar mis canciones de una manera libre, sin ataduras. El disco lo terminamos de grabar a finales de 2019 con la idea de poder lanzarlo a principios del 2020, pero se atraviesa la pandemia y se cambian los planes. Todo tiene su lugar y su espacio y a veces uno se frustra con los cambios de planes y eso es parte de lo normal, de la vida cotidiana, sin embargo este disco lo que a mi me pone es: las cosas pasan de alguna manera por algo. El arte, la música y todo, van y se acomodan en el momento en el que tienen que estar perfectamente, y eso fue algo que yo descubrí con cada lanzamiento que iba haciendo y ahora que saco el disco completo creo que a la gente le toma un sentido diferente; se cierra el círculo de todo el concepto que yo quería proponer”.  

En Tiempos de lo Extraño es un material con texturas cálidas que te abrazan para decirte “no estás solo”, y de la misma manera te invitan a perseguir nuevos horizontes más esperanzadores. Las composiciones son directas y con una intención: demostrar que todos los humanos sienten y experimentan situaciones que no siempre van a ser favorables. Los sonidos te remontan a lugares y momentos muy específicos con esa chispa vintage con la que cuentan cada una de las melodías. 

“El sonido del disco de alguna manera afloraba muchas influencias que yo he tenido a lo largo de mi vida, música que yo he escuchado desde que era niño y cuando adolescente con el MTV de los 80 y 90, luego teniendo mi banda de punk rock. Son 40 años de influencias que de alguna manera con División Minúscula muchas veces no podía manifestar porque ellos tienen un sonido muy específico. Por más que experimentamos y vamos cambiando, el perfil de la banda sigue estando en un carril muy definido. A la hora de trabajar con Pipe Ceballos -productor, vimos que tenemos un gusto muy particular por la música clásica de todo género. La primera opción era acercarnos a un sonido más retro, porque quería mostrar ese gusto. No soy un chavo de 20 años, entonces quería ubicarme en mi edad y en mi estado. Mi estilo de escribir es muy identificado. A mí me gusta trabajar las letras con mucho cuidado y que cada cosa que yo esté diciendo en una canción fleche el corazón de la gente que lo está escuchando”. 

Lo retro, lo romántico y la fortuna de seguir tu instinto.

El retraso de este material ayudó a que Javier Blake trabajara a la par en la parte visual que complementa su LP, un hilo de ideas, desarrollo de personajes y exploración en los más mínimos detalles de cada canción. El músico quería continuar con su proyecto conceptual que más que centrarse en experiencias personales, ofrece un lado más real de su persona. 

En el disco abordo muchos temas que yo escribí como una especie de autoayuda. Hay temas que te dicen que dejes de cargar lo que ya no te sirve, deja de ser esa persona que no quieres ser, no tengas miedo, ve a donde tú quieras, a donde puedas ser feliz. Tienes que encontrar tu lugar dentro de todo lo que nos rodea. Sacarlo en un tiempo como el que vivimos el año pasado, creo que hizo que mucha gente conectara con eso. Darse cuenta que no están solos, que todos pasamos por lo mismo. Muchos artistas se cubren de mostrar ese lado, pero creo que es momento de ser vulnerables y mostrarnos como somos. Eran canciones que yo había escrito antes pero que de alguna manera cobraban sentido cuando las sacaba. A eso había que sumarle que lo visual tenía que tener el mismo efecto, que no fuera simplemente un video de cualquier levantada de imágenes, quería que lo visual representara mucho a la canción. Era darle continuidad a las historias de las canciones. Se trata de seguir tu instinto, de ser tú, de ser libre y ser honesto. Al final del día eso te resulta”. 

El cantante define En Tiempos de lo Extraño como “un disco hecho con mucho amor”, que desde que se estaba grabando se definió su destino. Tanto el productor como el músico apostaron por lanzar el disco en un formato de vinilo con el objetivo de reforzar la calidez y la intención con la que había sido producido; un lanzamiento poco común sobre todo en el escena musical de México. 

“Desde que estábamos grabando el disco dijimos Pipe y yo ‘esto lo tenemos que grabar en vinilo, aunque sean 20 copias, no importa’. Casi todo lo trabajamos con equipo de forma análoga para poder tener ese sonido, que tuviera esa calidez, que tuviera ese sentimiento. Cuando mandamos a hacer los vinilos investigamos con tiendas, distribuidoras de discos, bandas y artistas cuántas copias se vendían, entonces al final decidimos que mandar hacer 300 era un número bueno. Todas se vendieron en menos de dos horas. México no es un país que consuma tanto vinilo, y eso me dice que no solamente les gusta mi música, sino, que quieren ser parte de lo que estoy haciendo y eso se siente bien padre”. 

Javier Blake confesó que ya mandaron hacer el segundo tiraje y con fortuna, estará disponible dentro de un par de meses. Mientras eso sucede, podremos disfrutar de su música totalmente en vivo gracias a los showcases que ofrecerá en acústico a lo largo de la República. Actos que declaran una forma de empezar a desarrollar su proyecto en solitario y conectar con sus fanáticos. 

“Siempre trato de hacer una gira pequeña en acústico y sí me hubiera gustado hacerlo en esta ocasión con banda completa, pero así se dio la oportunidad. Con esto la gente se va a dar cuenta de cómo nacen las canciones. Son shows que trato de mantenerlos muy íntimos, platicar con la gente, darles esa versión de cómo comienzan las cosas. Estoy muy contento”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Javier Blake (@javier_blake)

No es una revista, es un movimiento.