185089
Entrevista con Easy Life

Entrevista con Easy Life

Cuando el psicoanálisis se vuelve parte de la pista de baile.

Easy Life acaba de estrenar su disco debut, pero en Reino Unido el quinteto ya es todo un éxito. La banda ha lanzado numerosos sencillos y tres mixtapes que los llevaron a aparecer en ya famosa lista de Sound of de la BBC, quedando en segundo lugar. Lo siguiente han sido: giras, entrevistas, más éxitos, actuaciones en vivo, y el hype de tener uno de los discos con las ventas más rápidas en lo que va del año. Life’s a Beach es la puerta de entrada formal para una banda que desea llegar al siguiente nivel. Al mismo tiempo para su vocalista Murray Matravers, es también un nuevo capítulo en su vida, uno más en su larga búsqueda por encontrarse así mismo, y un breve espacio que, pese a la inminente fama, se da constantemente para hacerse una simple pregunta: ¿todo bien?, como él nos cuenta en entrevista para Indie Rocks!.

Aún no me conozco como debería, siempre me descubro haciendo cosas que nunca pensé que podría hacer. Siempre estoy aprendiendo, en realidad no sé si alguien en este mundo se conozca tan bien a sí mismo. Me gustaría llegar a ese punto, cada vez me siento más cerca, pero igual es un proceso difícil; No hay tiempo para hacerte preguntas tan sencillas del tipo '¿cómo te sientes? ¿estás bien?', simplemente no hay tiempo. Es entonces que la música cumple esa función, tratar de averiguar las respuestas”.

Y de eso va este disco, que se compuso durante la pandemia vía remota, con Matravers componiendo de manera constante cientos de canciones, la mayoría en sus palabras eran “un montón de basura”, pero las que salieron producto de la naturalidad y de no pensarlo demasiado son las que componen los 12 tracks del disco.

“La mayoría de estos temas fueron compuestos al momento, las terminaba y las enviaba a mis compañeros y todos quedaban satisfechos con los resultados, mientras yo quedaba sorprendido. Entonces pienso que tal vez no hay que intentarlo demasiado, esa es la respuesta. Siempre estoy en el peligro de pensar demasiado las cosas, pero honestamente la única manera en la que he escrito algo que valga la pena, es casi siempre por accidente, simplemente sucede”.

Si bien el disco tiene sencillos como la divertida (con trasfondo oscuro) “Skeletons”, es en “A Message to Myself”, producida por BEKON, quien tiene en su portafolio a gente como Kendrick Lamar, dónde el mensaje del disco tiene sentido: a pesar de todo, las cosas van a estar bien. Al cuestionarlo acerca de la delgada línea entre una canción positiva y el optimismo excesivo, el compositor menciona sin dudarlo que, por su bien, ha dejado de pensar en la opinión de los demás y prosigue a explicar el mensaje:

Entiendo lo que dices, no hay nada peor que una canción excesivamente positiva, no se siente real, porque nadie es tan malditamente positivo. En 'A Message To Myself', quiero pensar que es una canción que celebra el individualismo, celebra tus defectos y como aceptarlos. Justo lo que siento acerca de tener estas charlas contigo mismo y saber cómo te sientes. Es una conversación que tengo para darme apoyo y no sobre pensar las cosas”.

El título del disco está inspirado en la búsqueda de un espacio lejos de todo el ajetreo mundano actual; este se encuentra a medio camino entre algo real o algo mental, pero el objetivo es encontrar en la fiesta y la diversión, el sentimiento necesario para tener la apertura mental que se requiere cuando se desea hacer un cambio, en este caso, para bien.

“Siempre he pensado que la música que hacemos es divertida y te hace bailar. Puedes hablar de cosas tristes haciendo música triste, pero solo tendrás como resultado tristeza (risas). Entonces si quiero que la gente escuche sobre los temas de los que hablo, pienso que se deben hablar con una actitud de sonrisa por delante. Es genial la yuxtaposición de música feliz con letras introspectivas, simplemente salen cosas interesantes”.

Ese contraste se aprecia en temas como “Living Strange”, la veraniega “Lifeboat” o la buen ondista “Nightmares”, que habla acerca de una realidad que todos sabemos, pero nos negamos a aceptar: “tengo todos estos problemas, pero realmente a nadie le importa”, en un disco que no pierde nunca la diversión.

El capítulo musical está cerrado, la banda está emocionada por el lanzamiento de nueva música, pero ahora mismo ya se encuentra trabajando en su material, sin un destino en concreto por el momento. Matravers y compañía se sienten privilegiados de que, pese a la pandemia tienen un nuevo álbum hecho y entienden el privilegio de poder sacar nuevo material, sobre todo cuando algunos músicos ven incierto su futuro en esta industria. De manera casi esperanzadora, el vocalista tiene su propia teoría al respecto.

Lo único que puedo decir es que, mientras lo hagas por las razones correctas, porque amas la música, entonces tendrás de algún modo la respuesta de la gente”. Así que parece que no está del todo equivocado, todo va estar bien.

No es una revista, es un movimiento.