Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

151864
Entrevista con Carlos Santana

Entrevista con Carlos Santana

06/Ago/2019

Una celebración de la música y la espiritualidad.

Entrevistar a una persona como Carlos Santana, sobre todo para mí que, si bien no soy el máximo fan, ha marcado gran parte de mi vida y mi forma de desenvolverme con el mundo. Pero al escuchar sus primeras palabras recibí una descarga de paz y tranquilidad.

“Mi luz se refleja en tu luz”, me dice Carlos Santana para calmar mi batalla emocional.

Pero esto no se trata de mi, se trata de una leyenda de la música de psicodélica, se trata de 50 años de hacer música de fusión, se trata de espiritualidad, se trata de nuevos proyectos y remembranzas de otros tiempos.

Indie Rocks! tuvo el placer más grande de enlazarse vía phoner con Carlos Santana con motivo del lanzamiento de Africa Speaks en colaboración con Buika, uno de los materiales más interesantes de Santana en ya varios años. Esto fue lo que sucedió…

Remembranzas y espiritualidad

Carlos Santana es una persona muy espiritual, así habla, así se desenvuelve en el mundo y simplemente él es así. La entrevista que le hicimos, fue una de tantas en su vida, pero cómo se sentía al mero comienzo de su carrera.

“Siempre trato de mostrar gratitud, apreciar y dar gracias a toda la gente por su unidad conmigo”, contesta humildemente el guitarrista.

Actualmente el guitarrista tiene una carrera tan extensa como su grandísimo talento musical, el cual ha ido en aumento, su técnica en sus inicios a la que vemos hoy en día ha mejorado por mucho. Hay quienes dirán que nació con un talento supernatural, pero la verdad es que nos falta mucho para saber exactamente cómo logro obtener tanto talento en la guitarra.

“Mi padre me compró una guitarra eléctrica en Tijuana, ahí comencé a aprender a expresar mi corazón a través de mis dedos y la electricidad. Antes de eso me enseñó a leer y a tocar el violín, de ahí me agarré, porque no hay mucha diferencia entre los dos”, nos cuenta Carlos una pequeña parte de su historia.

En los años que Carlos Santana estaba aprendiendo a tocar la guitarra, muchos otros jóvenes tenían esa fiebre por tocar un instrumento, hacer una banda y lograr grandes cosas, tal como sus héroes. Actualmente ya no es así, las herramientas digitales son ese recurso que viene a sustituir a los instrumentos musicales.

“Siento que no hay ganas de meterle como hay que darle. En el lenguaje de los genios, tienes que invertir emocionalmente con tu pasión, constantemente aprender cómo hablar el lenguaje de los ángeles y ofrecerlo a la humanidad tal como lo hizo Picasso, Beethoven, Igor Stravinsky, Einstein o Charlie Parker”.

“La gente de hoy, desafortunadamente, quiere éxito instantáneo, pero no quieren trabajar para lograrlo. No todos, pero la mayoría no quieren invertir ganas, ni tiempo para aprender un instrumento como lo hacía Paco de Lucia o Manitas de Plata”, opina el jalisciense.

Conectando su opinión acerca de lo digital, grandes canciones como “Soul Sacrifice”, “Black Magic Woman”, “Incident At Neshabur” o “Toussaint L’Ouverture” no se hubieran logrado nunca si no se hubiera entregado por completo a la práctica y para eso necesitaba un buen lugar para ensayar hasta lograr el sonido que ahora conocemos.

“Allá por los años 60, ensayaba en Tijuana, en la calle de Revolución en el Gomboe, ahora ensayo en todo el mundo. Hoy tengo 72 años y creo que este mundo es mi casa, cada ciudad o lugar donde estoy, es solo un cuarto más”, expresa Santana.

Este año se cumplen 50 años del concierto hippie más grande de todos los tiempos, Woodstock. Ahí, Santana hizo su primera aparición en vivo y a partir de ahí se fue volando a las estrellas para orbitar con las más grandes leyendas.

“Para mi Woodstock fue una bendición grandísima porque aprendí a reconocer que los humanos son capaces de coexistir con compasión, compartir paz y armonía, ahí no hubo peleas, ni violencia.

Por eso todos hablamos de Woodstock, al igual que hablamos de cuando cayó el muro de Berlín o cuando Mandela salió libre, celebramos la humanidad. Yo vi en Woodstock la primera vez que los humanos pueden convivir en armonía”, rememora Carlos Santana.

Política vs Música

No es desconocido por los mexicanos que presidentes de derecha gobernaron nuestro país por muchas décadas, más de las necesarias, con muchas altas y bajas sobre el camino. Precisamente Carlos Santana dejó el país sin ver un partido de oposición llegar a la presidencia, no creo que realmente se haya ido esperando a que eso sucediera.

“Lo más importante que debe hacer el nuevo presidente es que alimente el progreso espiritual, que genere compasión y que reparta el pastel con el pueblo. Hay tres conciencias en México: el mexicano-mexicano, el mestizo y el blanco. El mexicano-mexicano siempre está en la calle pidiendo limosna y poca gente los ayuda, son los indígenas.

Si yo fuera presidente de México, me encargaría que los niños en las escuelas aprendieran a hablar sus primeras lenguas como el náhuatl, el mixteco. Me gustaría que hubiera un hermano que pueda traer más conciencia, principios de compasión, caridad y misericordia, eso es lo más importante para mí. Si un presidente vive a lado de los principios de la Virgen de Guadalupe ya ganamos todos”, propone el guitarrista.

El mundo está lleno de mucho odio, tanto la gente que está en el poder, como el mismo pueblo. Hay una creciente ola de fascismo que no debería estar ahí y no terminan de entender que las divisiones políticas no deberían existir.

“Para mí la migración es una ilusión falsa, mi corazón se sintió muy alegre cuando cayó el muro de Berlín. La gente que invierte en miedo justifica muros y separación, pero todas esas cuestiones están hechas por dinero, no están hechas por la humanidad, ni con compasión, ni calidez, ni principios espirituales.

Hay dos cosas, la eternidad y el polvo. El polvo no dura y la eternidad es pa’ siempre, yo soy pa’ siempre al igual que John Coltrane, Billie Holiday, Bob Marley o John Lennon. Los presidentes vienen y se van, nadie se acuerda de ellos después, pero Beethoven se queda, Miles Davis y Jimi Hendrix se quedan también”, comenta Carlos.

Africa Speaks, Hollywood y otras curiosidades

Africa Speaks tiene mucho de que hablar y mucho que escuchar, pero eso lo pueden leer en la reseña que se escribió aquí mismo. “África habla” es lo más nuevo de Santana, un proyecto en el que la voz principal del disco es la de Buika, una cantante española que también ha colaborado con Chick Corea y canta en yoruba con Carlos Santana.

“Dios hizo que nos encontráramos, él me la mandó y él me mandó a ella. Son cosas supernaturales, dios sabe cómo, cuándo y quién. Nos utiliza para hacer su obra y su obra es estar en armonía, unión y curar a este mundo que está infectado con una fiebre de miedo”, manifiesta con gran espiritualidad el guitarrista.

La primera vez que entró a un estudio a grabar un álbum, eran otros tiempos, era otra alineación y otras energías. Y durante la mayoría de su carrera siempre han cambiado los músicos, a nuestra perspectiva no siempre ha sido igual y ahora que presenta esta nueva entrega ¿será muy distinto?

“Para mí, entrar al estudio siempre es lo mismo, cierro los ojos, siento mi corazón y le pego fuerte. Yo siempre me siento igual, yo soy agua y fluyo, las mangueras vienen y se van, pero el agua es agua”, nos comenta Carlos Santana.

El disco salió en la primera mitad del año y en los conciertos que ha estado dando incluye solo unas cuantas canciones del nuevo disco y sigue haciendo el mismo show de siempre, con grandes clásicos. El nuevo disco es tan bueno que merece su propio espacio.

“Dios quiera, el año que entra vamos a viajar con Buika. Solamente Buika y Santana; Santana y Buika. Y solo vamos a tocar la música de Africa Speaks en teatros, me gustaría tocar en el Palacio de Bellas Artes, si me dejan. No vamos a tocar 'Black Magic Woman', 'Smooth', ni 'Maria'. Nos vamos a enfocar solo al nuevo disco el año que entra”, nos emociona con sus palabras el guitarrista.

Ya encarrerados y con tantos discos tan increíbles como su gran trilogía de finales de los 70: Caravanserai, Welcome y Borboletta, me tomé el atrevimiento de preguntar si alguna vez tendríamos la oportunidad de escuchar uno de esos discos completos de principio a fin en giras temáticas como lo lleva haciendo desde hace años Roger Waters con The Wall o Dark Side of the Moon.

“No, yo toco cosas de ayer, de hoy y de mañana. En tour siempre toco canciones de Santana, Abraxas y Santana III, toco cosas del Supernatural y lo nuevo. Yo no soy de los que piensa en hacer ese tipo de shows”, nos quita la esperanza Carlos.

Para reír un poco y olvidarnos de la respuesta no tan grata para los fans, le hicimos una pregunta que me parece obligada, acerca de comida.

“Cuando salgo de gira me gustan las cosas que estén picosas, que tengan tenga sabor, cualquier cosa que le pongan corazón está delicioso. Me encanta la comida de la India y el jamaican jerk chicken”, nos confiesa su menú favorito el héroe de guitarra.

A finales de los 80, Carlos Santana y Miles Goodman hicieron el score de La Bamba, la biopic de Ritchie Valens. El score es muy demencial y por nuestras mentes se ha cruzado la posibilidad de que vuelva a hacer música para películas de nuevo, pero al preguntarle nos topamos con otra respuesta.

“Quizá en el futuro. Por el momento, la corporación Imagine quiere invertir en una película acerca de mi. Yo no me meto en Hollywood, porque ellos trabajan con historias de tragedias, de gente miserable o víctimas. Yo no soy nada de eso, mi vida ha estado llena de victoria y triunfo.

“La gente de Hollywood piensa que una vida como la mía no se puede vender porque no hay tanto drama, ni tragedia, ni miseria. Desde mis inicios en Tijuana hasta aquí, siempre he triunfado y si ellos piensan que no pueden hacer dinero vendiendo triunfo y solo miseria, pues que se queden con lo que hacen ellos.

Ron Howard es quien ha propuesto hacer mi película y ya veremos cómo la hacemos, pero yo quiero que tenga integridad, esperanza y valor”, nos revela Carlos Santana.

Colaboraciones del pasado y del futuro

Las colaboraciones de Carlos Santana incluyen personalidades muy variadas. Desde súper estrellas del jazz, blues, música de fusión hasta celebridades musicales y pasan por Miles Davis hasta Shakira. Pero la cosa es esta, cuáles son esas colaboraciones que de verdad han tocado su alma.

Wayne Shorter, Miles Davis, Herbie Hancock, Tony Williams, Ry Cooder, porque son genios de otro nivel. Hay océanos, lagos, albercas y pequeñas tinas, todos ellos son océanos”, confiesa el músico de Jalisco.

Desde épocas primigenias, los nuevos talentos siempre han deseado que sus grandes héroes los miren, aunque sea de reojo y sentir que lo que hacen tiene algún sentido. Aunque sea muy farandulero, Santana es conocido por darle su valor a los nuevos talentos e incluso colaborar con ellos.

“Mi corazón esta abierto, mi mente está abierta. Hace poco, vinieron a verme mis hermanos Café Tacvba y quizás en el futuro podamos hacer algo. Yo estoy listo para abrazar lo nuevo que se presenta y que venga del corazón, yo no estoy para competir ni comparar, estoy para complementar”, nos revela el guitarrista.

Y así fue como acabó la entrevista con Carlos Santana, una plática que sinceramente no quería terminar nunca.

No es una revista, es un movimiento.