133908
Entrevista con Bob Moses

Entrevista con Bob Moses

Bob Moses: días incansables.

Estamos a la mitad de un verano incierto. Un verano lleno de calor abrasador, tempestad intermitente y música oscilante, que trae desde influencias africanas y tonos urbanos hasta el rock más puro. A Bob Moses le gusta pensar que se encuentra entre todos los puntos medios de ambos polos, aunque la norma general es catalogarlos como género electrónico.

“Nos gusta definirnos como una postura en blanco. A veces somos techno, a veces rock, a veces cosas muy extrañas desde cualquier lugar del planeta. Entonces la gente es libre de ponernos en el nicho que guste”, comienza a describir Vallance.

Jimmy Vallance y Tom Howie se conocieron en la secundaria y, posteriormente, volvieron a encontrarse en la preparatoria. Eran meramente conocidos, pero sabían perfecto de la existencia del otro por tener gustos musicales en común. La vida los separó por un tiempo, pero después se reencontraron en un estacionamiento, en donde se quedaron de acuerdo para tener una sesión de composición.

“Esa misma chispa que nos llevó a curiosear sobre qué podíamos hacer musicalmente es la que permanece al día de hoy, aunque ha evolucionado bastante. Ambos somos libres de compartir ideas y definitivamente somos menos tímidos en la compañía del otro. Me atrevo a decir que sí, hubo magia, como mucha gente en este medio afirma como cliché. Y sí, la magia sigue existiendo”, comenta maravillado Vallance.

Después de más sesiones y llegar a compartir un departamento, la dupla se mostró segura en mostrarle su trabajo a Frank & Tony, mejor conocidos como el colectivo Scissors & Thread, quienes también terminaron por bautizar a la banda en honor a un planificador urbano de Nueva York. En 2012 lanzaron su primer EP bajo su yugo, Hands to Hold, y posteriormente, Domino Records les echó el ojo. Además de la calidad de su trabajo, el legendario sello indie quedó impresionado por la química entre ambos músicos.

“Ambos podemos hacer de todo. Podemos tener una computadora, una guitarra o un piano o cantar y los resultados siempre van a satisfacer a los dos sin importar quién agarre qué instrumento. Nos enfocamos en las cualidades más fuertes que tenemos para complementar el trabajo del otro. Tom podría meter un riff de guitarra mejor que el mío o yo puedo introducir unas voces que Tom necesita. Es como un partido de tenis muy amistoso el trabajar juntos”, describió Vallance.

Al poco rato de firmar con la disquera, lanzaron su disco debut Days Gone By, de donde se desprendió la emblemática “Tearing Me Up”. El tema obtuvo un par de nominaciones al Grammy, obteniendo el galardón por Mejor Grabación Remezclada (No-Clásica). El aclamo siguió llegando, y gente de la talla de Ellen DeGeneres los invitaban personalmente a sus shows a interpretar el hit. ¿Acaso estos sucesos serían demasiado?

“Después de sacar ‘Tearing Me Up’ nada realmente cambió. No es que obtener reconocimientos no nos importe, sino el conectar con las personas. Ver a un grupo de amigos o a varias parejas corear tu canción, esos son los premios para nosotros. Lo único que cambió después de esto fue que al menos mi abuela piensa que tengo un trabajo de verdad [risas]”, confiesa Vallance.

Para Bob Moses, el pisar tierras latinas ya no es algo inusitado –en realidad, lo disfrutan bastante–. Prueba de ello fue su pasada experiencia en el Festival Vaivén a principios de este año.

“Fue una gran experiencia el tocar frente a 20,000 personas. Hay algo en estar parado al lado del escenario antes de que las luces se apaguen y escuchar el alboroto que te intoxica, que te llena. Creo que tenemos mucha suerte y a veces sigo pensando si estaremos haciendo algo indebido o tramposo. Pero el tocar ahí y todos los shows que tenemos programados en el resto del país es un gran privilegio”, afirma entusiasmado Vallance.

Para una banda cuya prioridad es nunca dejar de crear música, Bob Moses nunca tiene un sonido apresurado. Vertiginoso, sí, pero todo con un control cuidadoso en cómo se ponen en su lugar los elementos que hacen de cada una de sus canciones una experiencia exuberante.

“Lo bueno de ser nosotros es que nunca paramos. Podríamos crear y grabar una canción nueva durante un soundcheck o en un cuarto de hotel o mientras esperamos en un aeropuerto. Todo sigue fluyendo y las vivencias que tenemos en el camino son nuestra mayor inspiración”, concluye Vallance.

Bob Moses se presentará el 2 de noviembre de 2018 en el Auditorio BlackBerry.

No es una revista, es un movimiento.