99270
Twenty One Pilots en El Palacio de los Deportes

Twenty One Pilots en El Palacio de los Deportes

Michel
Trevilla @trevillamichel

01/Oct/2016

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Artista(s)

Twenty One Pilots demuestra que dos músicos con actitud y talento son suficientes para apoderarse de un escenario.

A un año de su intervención en el Corona Capital 2015, Twenty One Pilots regresó a la Ciudad de México para ofrecer su primer concierto en el Palacio de los Deportes y para causar la emoción de sus fans mexicanos. Mientras llovía a lo largo de la ciudad y se vivía el caos que suele distinguir a los viernes de quincena, la gente iba llegando al “domo de cobre” para llenarlo poco a poco. La noche comenzó con la presentación de Camilo Séptimo, agrupación mexicana que interpretó temas como “Resplandor”, “Miénteme” y “No confíes en mí”. Cuando terminó de tocar la banda telonera, la sede ya lucia prácticamente llena y los asistentes ya estaban más que listos para recibir a Tyler Joseph y Josh Dun.

El reloj marcaba las 9:30 de la noche y justo en ese momento se apagaron las luces en medio de un grito colectivo de emoción, la cortina que cubría el escenario cayó al suelo y tras una breve introducción, el dúo apareció usando el mismo vestuario y portando pasamontañas color negro. El show perteneciente a la gira EMØTIONAL RØADSHØW WØRLD TØUR empezó con “Heavydirtysoul” seguida de "Migraine", con el vocalista tirándose al piso, y mientras sonaba “Hometown”,  todos se pusieron a saltar al ritmo de dicha canción en lo que fue un auténtico derroche de energía. Posteriormente, Tyler Joseph desapareció en medio del escenario y, como por arte de magia, apareció en las gradas, entre el público, ante la admiración de los presentes.

Mientras el cantante regresaba al escenario, una cámara le seguía para mostrar su recorrido por parte de las instalaciones del foro. En “Polarize” era evidente que ambos músicos ya habían hecho cambios en su vestimenta y terminando, comenzaron a sonar las primeras notas de “Heathens” en el piano para darle forma a uno de los mejores momentos de todo el concierto.

Cuando el vocalista apareció con un ukelele, llegó la hora de escuchar “We Don't Believe What's on TV” con Josh Dun tocando su batería de forma rápida y con gran habilidad. Ante las indicaciones de Joseph, cada vez que él contaba “uno, dos, tres” en un perfecto español, todos cantaban el coro. Casi al final de “The Judge”, el baterista estaba tocando con el rostro cubierto en una demostración de sus habilidades y mostró que no necesitaba ver para tocar. Mientras sonaba “Lane Boy”, dos sujetos aparecieron vestidos como si esperaran un desastre nuclear y equipados con máscaras de gases, igual que en el video del tema.

La música continuó en un mini escenario colocado entre el público, en zona general, donde se montó una batería al lado de un piano. Después, los dos músicos recorrieron el pasillo que divide la zona general para regresar al escenario principal y antes de seguir tocando, el cantante se pasó a la parte de hasta delante de la zona general y se acomodó para ser sostenido durante un breve instante por sus fans.

Tras escuchar "Ode to Sleep", una mezcla especial de "The Pantaloon/Fall Away/Johnny Boy/Forest/Addict with a Pen/March to the Sea/Kitchen Sink"  y "Holding on to You", los asistentes pudieron disfrutar de un cover de "Jump Around", original de House of Pain. Otro de los grandes momentos del concierto fue cuando se colocó una batería entre el público y el baterista llegó ahí para tocar “Ride” más cerca de sus fans. En “Stressed Out”, el vocalista tocó el piano mientras era acompañado por los fans coreando la letra en un momento bastante emotivo y de piel chinita.

“Guns for Hands” fue una canción más enérgica que puso a todos a saltar. Tyler Joseph se metió en una esfera gigante y estando dentro de ella avanzó sobre el público de ida y vuelta hasta regresar al escenario. Terminado “Tear in My Heart”, comenzó “Car Radio” y ya en la parte final del tema, el vocalista corrió a una mini plataforma colocada casi hasta atrás de la zona general y ahí siguió cantando.

"Goner" y "Trees" marcaron el final de una noche llena de emociones y buena música en la que una vez más quedó claro que los Twenty One Pilots tienen el talento y la actitud que se necesita para llegar a ser grandes en la música.

FOTO:

Michel
Trevilla @trevillamichel

No es una revista, es un movimiento.