92332
Pompeya en el Lunario del Auditorio Nacional

Pompeya en el Lunario del Auditorio Nacional


@LiliEstradaMx

07/May/2016

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Lunario del Auditorio Nacional

Artista(s)

Pompeya: al igual que la lava que desapareció una ciudad, ellos prendieron al Lunario.

Una guitarra, una batería y un bajo son elementos suficientes para Pompeya, quienes, tal como la lava volcánica que desapareció esta ciudad en la Antigua Roma, llenaron de energía, música y baile a los que se dieron cita para ver a esta banda en su segunda visita a México desde Moscú.

Viva El Rey arrancó la noche. Aún con la poca asistencia que había a esas horas, estos chicos con apenas dos años de trayectoria en el tropical-power, dieron todo en el escenario y disfrutaron uno de los mayores placeres de la vida: la música.

Alrededor de las 9:30 p.m., Pompeya subió al escenario, ese mismo donde, momentos antes, coordinaron y arreglaron todo para que sonara excelente. Daniil Brod en la guitarra y voz, Denis Agafonov en el bajo y Nairi Simonian en la batería fueron suficientes para encender el Lunario del Auditorio Nacional.

Arrancaron con “Last One”, “OOOOO” y “Anyway”. Al paso de cada canción, el público se prendía más y más, pues hicieron un repaso de su discografía -Tropical y Real- con un set de 14 canciones.

Con una mezcla de épocas en su sonido, con influencias de los 70, 80 y 90, han creado piezas que, si no han tenido oportunidad, deberían escuchar. Con 10 años de vida, esta banda ha logrado estar en grandes festivales como el SXSW. Ahora, en la CDMX, esta agrupación de Moscú fue creando un ambiente íntimo con la gente que se dio cita para escucharlos.

Tuvieron algunas fallas de sonido que solucionaron rápidamente, de igual forma pasaban desapercibidas con algunas palabras en español que tanto Daniil y Denis intentaron decir para congraciar y conectar con el público. Los rusos se mostraron agradecidos por el cálido recibimiento de los asistentes.

Pompeya rescató una noche que parecía fallida, casi al inicio de este concierto la cantidad de gente era contable. Sin embargo, poco a poco fueron llegando para ver y escuchar a una muy buena banda, que prende y sobre todo que conecta con la gente, que transmite energía y calor con cada canción.

REDACCIÓN:

Liliana
Estrada

FOTO:


@LiliEstradaMx

No es una revista, es un movimiento.