Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

157135
Nach en el Pepsi Center WTC

Nach en el Pepsi Center WTC

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Pepsi Center WTC

Artista(s)

Nach: Hip hop en su máxima expresión.

Pocos pueden presumir de haberse ganado el estatus de leyenda y Nach es uno de ellos. Dos décadas han pasado desde que este rapero de Alicante, España, aterrizó en la poderosa escena ibérica del hip hop y para celebrarlo se embarcó en una gira que el día de ayer llegó al Pepsi Center WTC.

Con un mensaje de bienvenida en el que se invitó a todos aquellos racistas, homofóbicos y misóginos a retirarse pues ese show no era para ellos. Y así, con esa declaración, comenzó un maratón de dos horas de lo mejor del hip hop en español.

El concierto no fue uno más. Desde el principio se notó que iba a ser especial. El setlist se encargó de recorrer toda su carrera. Desde lo más nuevo como “Rap Bruto”, “Vida Real” y “Todo O Nada”, hasta verdaderos clásicos como “Ellas”, “Palabras” o “Amor libre”.

Si bien no hubo momentos bajos en el show, sí hubo unos que destacaron. Por ejemplo: el momento en el que interpretó “Rap Español” rindiendo tributo a aquellos raperos de su país que admiraba y lo impulsaron a adoptar el rap como forma de vida. Si bien esto es algo que hace en la mayoría de sus shows, lo relevante fue que cortó el tema a la mitad para ovacionar a los grupos y raperos más importantes de México mencionando a Aczino, La Banda Bastön, La Vieja Guardia, Hispana y por supuesto Control Machete, acto que fue seguido de una ovación estruendosa de parte del público.

Siguiendo esa línea, Nach llenó el escenario de invitados, todos mexicanos. Es así como subieron a la tarima Akil Ammar, Hispana y la leyenda Fermín IV, este último se aventó “Fácil”, canción en la que reflexiona sobre el estado del hip hop y su recorrido por la escena.

El último invitado fue Aczino: el rey del freestyle mexicano. Con él sonó “Rap bruto”, canción que grabó Nach junto a Residente, por lo que eran unos zapatos difíciles de llenar, sin embargo el originario de Neza lo hizo maestría culminando con unos versos improvisados en los que contó viejas anécdotas del español en México y como era la escena nacional hace años cuando se juntaba en el chopo para de ahí ir a ver a Nach a Tlatelolco.

Y así fue como transcurrió uno de los mejores shows de hip hop del año, no cabe duda que Nach se ganó el estatus de leyenda con esfuerzo, perseverancia pero sobre todo con rimas épicas mismas que nos alegraron una simple noche de miércoles.

No es una revista, es un movimiento.