135840
Jungle en el Auditorio BlackBerry

Jungle en el Auditorio BlackBerry

Michel
Trevilla

04/Oct/2018

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Auditorio Blackberry

Artista(s)

Lucky, We Got What We Wanted: Jungle en el Auditorio BlackBerry.

Todos aquellos que ya habían tenido la suerte de presenciar a Jungle en vivo, decían básicamente lo mismo: “Es una bandota en vivo”, “Son una cosa impresionante”, “Traen un show de primera”. Así, para una primera vez, las expectativas estaban al tope. Aunado a eso, Clubz como teloneros, una banda mexicana que merece toda la atención.

A las 20 H., los mexicanos comenzaron a tocar. La pista se llenó poco a poco hasta que al final de la primera canción, ya estaba retacada a más de la mitad. Parecía que venían a verlos a ellos. Clubz se entregó a su público sin temor a adueñarse del escenario y de hacer valer su oportunidad. Resultó ser la mejor elección para el previo a Jungle. Fue una lástima que solo tocaron media hora, porque ya tenían al público en el bolsillo. Sin embargo, esa media hora fue vital para muchos, gracias a las filas interminables para pedir algo de beber y a la terrible escasez de vendedores de chela en la pista.

21:00 H. las luces se apagaron, los gritos comenzaron. Entraron dos coristas, el baterista y el par de músicos que más esperamos. Al fondo del escenario, como un incendio, se prendió el nombre de la banda y los primeros acordes de “Smile” llenaron nuestros oídos. Las coristas atraparon la atención, que ya de por sí no sabe a dónde dirigirse pues el uso de la iluminación es un deleite.

“Cherry”, “Julia” y “Heavy, California” explotaron rápidamente nuestros sentidos. Bailamos, cantamos, gritamos, aplaudimos. Esto apenas comenzaba y el ambiente ya está al tope. “The Heat” y “Happy Man” no permitieron un respiro pues lo único que queríamos era aprovechar cada momento, cada nota de este espectacular show. Y es que con Jungle, todos son hits que nos llevan a dejarlo todo en la pista.

Para cuando llegó “Lucky I Got What I Want”, algunos ya no podemos más. Todas las manos levantadas, aplaudimos lentamente como si fuéramos uno. Jungle nos dedicó “Lemonade Lake” porque “les recuerda a México”. Tom y Josh no pararon de mirarse con complicidad, no podían creer lo que estaban viendo. No podían creer que, una vez más, el público mexicano los quisiera tanto.

“Drops” fue el momento clave para hacer un poco de crowd surfing y remontar ánimos para seguir con la fiesta y con “Busy Earnin’”. Con un saludo más y unas gracias sinceras la banda salió del escenario. Ellos necesitaban un break y nosotros también. Un momento para aclarar la garganta no hace nada mal.

De regreso, presentaron a los integrantes en el escenario que han hecho esto posible. Cada miembro de la banda de acompañamiento recibió un aplauso igual al de los integrantes principales. Todos se rifaron. “We are Jungle and We Fucking Love You” fue la presentación de la última canción. El remate de una noche única fue “Time”. El cierre perfecto que concluyó con una última frase de Tom: “Love Each Other”.

REDACCIÓN:

Andrea
Jurado

FOTO:

Michel
Trevilla

No es una revista, es un movimiento.