126886
HIPNOSIS: Psychic Ills en el Foro Indie Rocks!

HIPNOSIS: Psychic Ills en el Foro Indie Rocks!

Jaime
Fernandez

28/Mar/2018

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Foro Indie Rocks!

El contraste de lo pasivo con el descontrol.

La segunda cita con HIPNOSIS fue con Psychic Ills en, ¿martes santo? No importa el día para disfrutar de la música psicodélica en esta Ciudad de México y en uno de los spots íntimos para el encuentro entre espectadores y artistas: Foro Indie Rocks!.

Con un cambio en el cartel (sin la presentación de Has a Shadow), quedamos muy satisfechos de que todo ocurriera con velocidad en esta ocasión. Dieron banderazo en el escenario los talentosos proyectos mexas Moon Moon y The Volture, cada uno dándolo todo en instrumentación. De pronto ya estábamos en modo hipnótico y nuestra hambre de psicodelia quería llegar al plato fuerte.

Los neoyorkinos Psychic Ills se presentaron en su formato de cinco piezas, entre ellas Tres Warren y Elizabeth Hart; mostrando su elegancia en el atuendo y su introspectiva personalidad, lograron capturar nuestra atención, incluso cuando el audio merecía un empuje para encender el ambiente.

Con mejoras de producción atinadas, uno de los proyectos más longevos del garage psicodélico neo country de Nueva York nos brindó una noche agradable con reverberaciones en sus ejes de guitarra y teclado. Ya Liza nos había platicado que la idea de sus shows son más de transportarnos a otros lugares, y lo cumplieron.

El público de esta segunda ronda de HIPNOSIS era mayúsculo al de la primera. A diferencia del excéntrico show de The Make-Up, lo de Warren y Hart era más atmosférico en lo musical, más concentración en la instrumentación sin necesidad de interactuar con los asistentes.

“Te amo Elizabeth”, se escuchó entre la multitud. La sonrisa de Liza era la mejor respuesta a un fanático empedernido, no pareció molestarle a la bajista que bailaba al unísono de las cuatro cuerdas. “See You There”, “Another Change” y “Ra Wah Wah”, fueron parte de su setlist de casi una hora en donde fuimos seducidos por los ecos de la guitarra de Warren y la simpatía de Liza.

El headbanging fue parte importante del concierto. Si bien el público se portó a la altura, notamos una sonrisa de logro desbloqueado no solo en los visitantes, sino en general, ya que por ahí entre el murmullo del patio, logré escuchar que había fanáticos no solo del movimiento psicodélico, sino de la comunión entre la música y uno mismo. Este concierto fue eso, pudiste haber ido acompañado con amigos, compañeros de trabajo o un prospecto, pero se trató más de conectar de manera personal en directo de mente a mente, sin interrupciones. Lo que nos espera en Oh Sees será la cereza de un cóctel que terminará por dejarnos más que satisfechos. ¿Ya están listos para el mosh pit?

REDACCIÓN:

Gisela
Terrazas

FOTO:

Jaime
Fernandez

No es una revista, es un movimiento.