59770
Globos y Hamburgesas: Javiera Mena

Globos y Hamburgesas: Javiera Mena

Ian
Rodríguez @IanRS_

08/Nov/2014

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Teatro de la Ciudad

Artista(s)

En nuestro país, la carrera de Javiera Mena ha crecido a pasos agigantados desde su debut en el 2006 con Esquemas Juveniles, que casi pasó de noche. A pesar del éxito obtenido con la pegajosa "Sufrir" y recientemente con Otra Era, además sus participaciones en festivales como el Vive Latino y Pal Norte, a la cantante chilena todavía le falta sentir un poco más de ese amor mexicano, pues el Teatro de la Ciudad se encontraba cuando mucho a la mitad de su capacidad para el concierto del pasado viernes.

Eran pocos pero dedicados los que esperaban ver a su artista preferida sobre el escenario del recinto porfirista y para cuando ésta apareció con gafas blancas en la consola para la primera rola, “Otra Era”, se pararon para bailar como mejor se podía entre los asientos inamovibles. “Quiero que seas mi novia” y “hazme un hijo” le gritaban las chicas, provocando algunas risas antes de que la gente que probablemente se quedó pensando cómo iba a ser ésto último posible.

Para “La Joya” saltaron al escenario tres chicas en converse y daisy dukes para ambientar las rolas más movidas como “Hasta La Verdad” y el cover a la canción hecha famosa por Daniela Romo, “Yo No Te Pido La Luna”. Las bailarinas se contoneaban como coristas de Robert Palmer, haciendo ademanes cursis que acompañaban el humor de Javiera al parodiar este éxito ochentero.

El momento reflexivo de la noche llegó y Mena se sentó frente al teclado para interpretar “Sol De Invierno” de Esquemas Juveniles, “Un Audifono Tú, Un Audifono Yo” y curiosamente un cover de Grupo Mojado, “Piensa En Mí”. Sí, esa rola.

"Al cabo es viernes, ¿no?", preguntó Javiera trayendo de vuelta el ambiente festivo e invitando al escenario a su amiga Marcela Viejo, a quien vimos hace poco celebrando diez años de trayectoria con Quiero Club. “Mis recuerdos de esta ciudad son de estar comiendo a las seis de la mañana”, dijo Javiera, incitando a su público a seguirla toda la noche.

Tras abandonar el escenario por algunos minutos, la chilena regresó para brindar el momento surrealista de la noche. En medio de sus bailarinas y de botargas vestidas como huevos, tocino, papas fritas y una hamburguesa, interpretó una prendida versión de “El Amanecer”.

Javiera ya pensaba en el desayuno, pero el desmadre estaba bueno, así que subió al escenario su amigo Ulises de Chile y Marcela Viejo de nueva cuenta para bailar entre las botargas. El público, más animado que nunca, disfrutó de lo que sabía era los últimos momentos de un memorable concierto.

REDACCIÓN:

Iván
Lechuga

FOTO:

Ian
Rodríguez @IanRS_

No es una revista, es un movimiento.