106652
Giorgio Moroder en el Pabellón Cuervo

Giorgio Moroder en el Pabellón Cuervo

Diego
Figueroa @halofive

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Pabellón Cuervo

Artista(s)

Las décadas de experiencia de Giorgio Moroder encienden la pista de baile.

Se renueva el Pabellón Cuervo, inmueble ubicado a un costado del ya bien conocido Palacio de los Deportes. Para festejarlo, OCESA organizó una gran fiesta de inauguración donde los anfitriones musicales serían nada más y nada menos que Giorgio Moroder y los NSM PSM.

Desde las 8:30 de la noche, el foro abría sus puertas, y con un acceso ágil y sin novedades comenzamos a explorar cada uno de los espacios disponibles para el público. A los alrededores de la pista, encontramos opciones para calmar nuestra hambre y nuestra sed, con la clásica oferta de alimentos y bebidas que OCESA acostumbra ofrecer en sus eventos, teniendo el mobiliario adecuado para que degustar lo adquirido se haga con comodidad.

Un concepto de “Barra 360” facilitaba mucho el poder adquirir fácilmente nuestras bebidas, y qué mejor cuando el evento contó con tragos de cortesía para sus invitados especiales. De igual manera cabe destacar la limpieza de los baños, con bastante buena ubicación y con un diseño tipo remolque.

La decoración del lugar y la iluminación fueron llamativas, con letreros LED que señalaban las zonas como el Spot Cuervo, así como las barras y la zona de alimentos; respecto al audio, aun contando con elementos que reducen el “efecto rebote” del sonido, la sensación retumbante de los amplificadores estaba presente, más notable en ciertas zonas de la pista.

La fiesta comenzaba con el pie derecho con un warm up a cargo de una DJ que mantuvo al público bastante entretenido, teniendo una retroalimentación al ambiente creado con palmas y gritos.

Sin preámbulos, Giorgio Moroder sube al escenario, y luego de unas ligeras dificultades técnicas, comienza con su set. El productor italiano, mostró siempre una sonrisa al momento de reproducir varios de los temas en los que ha depositado tantos años de experiencia.

Los temas que dominaron su presentación fueron aquellos en los que Donna Summer era la protagonista: “Hot Stuff”, “I Feel Love”, “Bad Girls”, “Love To Love You Baby” y “On The Radio”. Sin embargo, no todo fue música dance de los años 70, pues Giorgio también nos sorprendió con temas de esta última década, con remixes de temas hechos famosos por Rihanna, Sia, Kylie Minogue, Calvin Harris y David Guetta. Y claro, no podrían faltar los temas cumbre de Moroder: “Déjà Vu”, “Good For Me”, “Tom’s Diner”, “74 Is The New 24” y “Right Here Right Now”.

Al concluir, Giorgio se despidió prometiendo una visita el próximo año, y complaciendo al público que pedía una canción más, despidió su presentación con el épico tema “Call Me” de Blondie, causando que los presentes cantaran al unísono.

Desafortunadamente, la mayoría de los asistentes abandonó el inmueble luego de que Giorgio Moroder bajara del escenario, causando que el quórum que decidió quedarse al set de los NSM PSM fuera menos de la mitad del que le precedió, pero esto no impidió que el ambiente continuara en lo máximo, pues el talento de Pato Watson y Kay para soltar track tras track mantuvo bailando a la gente.

El Pabellón Cuervo tuvo un buen ambiente en su fiesta de inauguración, mostrando un atractivo concepto y una buena producción, lo que nos deja a la expectativa de cuál será el próximo gran artista que tocará en sus inmediaciones.

REDACCIÓN:

Daniel
Reyes

FOTO:

Diego
Figueroa @halofive

No es una revista, es un movimiento.