Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

143078
Esteman en El Plaza Condesa

Esteman en El Plaza Condesa

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

El Plaza Condesa

Artista(s)

En El Plaza Condesa todos bailaron al ritmo de Amor Libre de Esteman.

El concierto que ofreció Esteman fue una fiesta para enaltecer la libertad, para celebrar el amor, para dejar atrás los prejuicios, para deshacerse de los filtros y atreverse a bailar con los ritmos de Amor Libre, el nuevo disco del colombiano.

La gente comenzó a reunirse desde temprano, esperando la actuación del artista Marco Mares, quien fue el encargado de abrir el show. Los primeros acordes que sonaron en el recinto fueron los de la canción titulada “Gris”, la dulce voz que caracteriza al cantante hizo que los asistentes corearan sus pegajosas canciones como “La Sanadora” y “Flaquita”.

Finamente llegó el momento más esperado de la noche, Esteman salió al escenario, volviéndolo completamente suyo desde el primer momento. En una misma voz el cantante y su publicó entonaron “Pasa la vida cambia la noción, pero en tu sonrisa nunca hay variación, eres la persona que me dio a entender que como soy, así es que debo ser”.

Sin perder la energía con la que comenzó dio paso a “El distractor” para después continuar con “Yo te diré”, uno de los sencillo que forman parte de su nuevo material discográfico. Los fans se emocionaron al escuchar por primera vez en vivo este tema, pero explotaron en un grito unísono cuando la primer invitada se apropio del escenario.

Con su suave voz Daniela Spalla entonó “Adelante” el primer tema nostálgico de la velada, las brillantes luces lazaron destellos azules que inundaron el recinto, pero este momento dio lugar a “Cuando no estás”, la argentina y el colombiano bailaron por todo el escenario.

El show fue una oda a la diversidad, en el público habían parejas de todo tipo, pero los asistentes que se robaron la atención fueron los niños que no dejaban de bailar y cantar “Mr. Trance” y “No te metas a mi Facebook”, mientras que la canción que más disfrutaron sus mamás fue “7 días”.

El segundo invitado se hizo presente con “On Top”, Marco Mares le impregnó su propio estilo a “Que hablen de pecado me resbala a mí, en una sociedad que se miente así, que se mientan más pues al final la vida es una sola para despertar”.

Sin duda el mejor momento del concierto sucedió cuando la escenografía iluminó con los colores rojo, naranja, amarillo, verde, azul y morado, haciendo alusión a la bandera por el orgullo LGBT, el pop del cantante hizo estallar al público con “Y dije no no, ese no soy yo yo, ya no quiero condición, solo amor libre. Libre corazón, libre sensación, libres tú y yo, somos amor libre” y los papeles platinados cayeron del techo.“Caótica Belleza” llegó un segundo después para hablar acerca de “lo que nos hace únicos, caóticos y libres”.

Con las palabras “nunca dejen que alguien les quite la posibilidad de amar” introdujo “Sociedad”, la melancolía iba perfecta con el estilo de Daniel, me estás matando, quienes arribaron al escenario para cantar “Bahía San Miguel”, sin dejar de lado este mood nostálgico, el talentoso productor Juan Pablo Vega salió con guitarra para entonar “Se nos perdió”, una de las consentidas. El dolor no cesó hasta que Esteman cantó otra que no podía faltar “Aquí estoy yo”.

Los invitados apenas comenzaban a salir, y Ximena Sariñana sorprendió gratamente con su divertido baile en “Noche sensorial”, devolviéndole el ambiente festivo al show, llegó “Como vez primera” para preparar los ánimos y la actuación de Elsa y Elmar con “Burkina Faso” mientras bailaban como si fuera reggaetón.

Desde este momento la despedida se sentía cerca, pero la fiesta no paraba ni dejaba de vibrar en cada uno de los asistentes, y Alberto Arcas lo elevó un nivel más con su interpretación de “Solo”; de pronto el público comenzó a gritar “baila, baila, baila”, y como si intentara consentirnos sonaron los primeros acordes, y la fiesta llegó a la cúspide.

El colombiano y su banda salieron del escenario, algunos pensaban que todo había terminado, pero otros sabían que no podía irse sin cantar “Fuimos Amor”, pasaron algunos segundos, regresaron al escenario, y los coros del público casi se comieron la voz de Esteman,pero resurgió con “Pobre corazón” a la par que ondeaba la bandera de México, como agradecimiento por la buena vibra que los fans trasmitieron durante toda la noche.

El concierto fue invitación para vivir un amor libre, para descubrirse, aceptarse y empoderarse, para que nunca dejes de pelear por lo que quieres y no dejes de vivir un Amor Libre, este proyecto del colombiano es una expresión de sus creencias, cuales son las ideologías que defiende y sobretodo una manifestación que te permite ver quién es él.

No es una revista, es un movimiento.