Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

139989
Cocó Cecé en el Lunario

Cocó Cecé en el Lunario

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Lunario del Auditorio Nacional

Artista(s)

La noche de Cocó Cecé.

La artista de Ciudad Juárez ha trabajado arduamente en estos últimos años, y esta fecha en el Lunario es sinónimo de cosechar el trabajo hasta ahora sembrado. La cantante se ha ganado un lugar en la escena con base a trabajo y honestidad, tiene una sólida base de fans que se dieron cita al show para abrazarla y cantar con ella.

Mientras todo se preparaba, el coloso de reforma estaba listo para albergar el enésimo concierto de Luis Miguel, playeras de Luisito Rey y nostalgia inundaban el lugar, pero atrás del Auditorio Nacional, la vibra era diferente. Cocó Cecé le habla a una generación reciente, con mucho ánimo y entregada a su artista, un evento para todas las edades que registró una buena entrada.

A las 20:15 H. empezó todo, Super Tigre la banda de San Luis Potosí fue la encargada de calentar el ambiente. Con un set corto pero bien ejecutado, dejó todo listo para que los colombianos de TELEBIT se apoderaran del entarimado, los de Bogotá representaron el primer platillo fuerte de la noche.

Después de un largo intro, la banda soltó “Somos coyotes” arrancando el alarido del respetable. Si bien Cocó era el plato fuerte de la noche, el grupo fue muy bien recibido. También sonó “Amuleto”, “Ley de gravedad” y “Ciegos corazones” –tal vez la canción más coreada de su show–. Fue un acto en vivo contundente, con mucho punch, por momentos bailable y por momentos muy introspectivo, TELEBIT satisfizo las expectativas. Al final interpretó “Meridianos” y “Entre piedras y carbón” dejando el ambiente en su punto.

El momento de Cocó Cecé había llegado y arrancó gritos desde que puso un pie en el escenario, donde lucía acompañada de seis músicos que amalgamaron muy bien. Las primeras palabras que expresó fueron de agradecimiento y un “lo logramos ya estamos aquí”. Escribiría que la cantante le habla a su público como si los conociera, pero en realidad sí los conoce. “Muchos de los que están aquí los conocí en el metro”, expresó sin poder evitar sonreír mientras contemplaba cada rincón del respetable.  

La capacidad vocal y su fuerza de interpretación no están en discusión, pero observarlo en un escenario como ese fue conmovedor. “Amor en la Metrópoli” fue la canción con la dio la bienvenida, también sonó “Todo para mí”, “Niki” y “Bestias de Ciudad” donde el performance lo completaron unos bailarines vestidos de rosa y verde fluorescente.

El público cantó todo y cada que podía le deba muestras de amor a la artista, quien aprovechaba para entablar pequeñas conversaciones, dando aires de un concierto pequeño e íntimo.

Para interpretar “Para dos” invitó a escenario a Mau de Costera, además de aprovechar y estrenar “Tamaño Nuclear” que explicó, trata sobre la fuerza que te dan los amigos en los malos momentos. En “Todo para mí” quedó sola en el escenario para tocarla sola con su guitarra, y llegó una de las más esperadas y ovacionadas, “Marginado”

También expresó que uno de sus planes es hacer una expo con todos los dibujos que le han regalado con la presencia de psicólogos para quien necesite ayuda se pueda llevar un buen consejo. Además habló del suicidio y lo importante y bello que es poder vivir. Así dio paso al cierre con “Supuestos” terminando en un discreto llanto, y darle un fin conmovedor a la noche, donde todos salieron más que satisfechos.

No es una revista, es un movimiento.