Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

129190
Beach House en el Auditorio BlackBerry

Beach House en el Auditorio BlackBerry

Elizabeth
Cacho

12/May/2018

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Auditorio Blackberry

Artista(s)

El dream pop abundante de Beach House.

Entre lágrimas, sonrisas y dulces miradas de amor Beach House volvía a México. Tomando nuestra ciudad para estrenar su nuevo disco, Victoria Legrand y Alex Scally nos regalaban una sacudida emocional para todos los aptos a la melancolía y la belleza contemplativa.

Para iniciar la noche Big Big Love experimentó fuertes sonidos entre sus sintetizadores y guitarras distorsionadas; la banda conformada por Santiago y Patricio Mijares agradeció el espacio y la oportunidad de compartir escenario con una de sus bandas favoritas. Al finalizar este set, la música del lugar nos puso en un mood de playa, pues los ritmos que se escuchaban eran tambores y ukeles; ritmos perfectos para una fiesta dentro de una casa en la playa.

Tras un break de luces, el escenario vestía un par de siluetas, Beach House había llegado. Los estrobos se configuraban a nuestro pulso cardíaco, las guitarras y sintetizadores retumbaban sus primeros acordes de la noche causando espasmos fuerte y palpantes a cada uno de los asistentes.“Black Car” fue el comienzo del set, el cual poco a poco logró detonar un cúmulo de emociones.

Si algo podemos aplaudirle a Beach House es la seriedad con la que ejecutan sus piezas en vivo, la banda logra transmitirlo todo, no puede sonar a otra cosa que no sean ellos, es inminente que cada canción remite a un significado especial. Y sí, bajo esta premisa el concierto envolvió distintos matices en cada canción que se entonaba.

El setlist fue acomodado de manera perfecta, las canciones se alternaban una a una recordando cada una de las épocas que la banda ha vivido. De “Wild” se pasó a “PPP” y así se unieron “Dark Spring” y “The Traveller”.

Las luces sin duda alguna jugaron un papel importante en el show; con focos pegados al piso y una red transparente que cubría el fondo el escenario se interpretaron todas las atmósferas que la banda emite en sus canciones. Del rojo carmesí en los temas de Depression Cherry como “Space Song”, “Wildflower” y “Sparks”, una noche estrellada en “Bloom” con “Lazuli”,  y Thank You Lucky Stars con “Elegy to the Void” hasta una fuerte mirada de gato dentro de su homónimo con “Master of None”.

Uno de los puntos débiles del show fue la ausencia de canciones de Devotion, disco de grandes temas como “Gila”, “D.A.R.L.I.N.G” o “Heart Of Chambers”. Un momento que muchos pedían a gritos cada vez que tenían oportunidad. Quizá por falta de tiempo o por el peso de estrenar disco ese día, Devotion fue el gran ausente de la noche.

El concierto tomaba madurez, entre saludos al público y palabras de agradecimiento, Beach House nos dio momentos inolvidables, así como la oportunidad de escuchar estos nuevos y frescos temas que recientemente había sido lanzados. “Lemon Glow” fue dulce y explosiva, mientras “Pay No Mind” y “Drunk in LA” fueron momentos de concentración para aquellos que no habían escuchado el disco previo al concierto.

Es difícil encontrar un lenguaje para describir esta música, las palabras en ocasiones pueden llegar a ser insuficientes, Beach House se siente, se disfruta y se deja fluir. A través del tiempo Victoria ha hecho versos hermosos, frases únicas e irrepetibles, una voz que miles de personas han adoptado.

“Myth” fue el clímax, una variación entre las tonalidades turquesa y moradas, el coro de la canción retumbó y provocó la euforia colectiva… “Found yourself in a new direction arrows falling from the sun, canyon calling would they come to greet you let you know you're not the only one”. Después del emotivo momento llegó el encore y las luces se apagaron.

Entre las penumbras llegó un tema de Teen Dream; “Real Love” dejó claro estas intenciones melancólicas de las que hemos venido hablando. El sufrimiento se vivía al máximo, una vez más y directo al corazón, Legrand entonó una de sus mejores frases “Real love, it finds you somewhere with your back to it”.

Para decir adiós “Dive” cerró la noche, un tema que explota conforme avanza, una canción que por su estructura similar a “Myth” puede llegar a ser un éxito para Beach House. Sin muchas palabras y con algunos saludos, la banda dio por concluido su concierto.

El corazón seguirá paralizado, la música nos hará sentirnos felices porque también los ambientes depresivos nos pueden hacer feliz. Gracias Beach House por una dulce noche de dream pop explosivo.

REDACCIÓN:

Felipe
Corrales

FOTO:

Elizabeth
Cacho

No es una revista, es un movimiento.