Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

140024
Babasónicos en el Pepsi Center WTC

Babasónicos en el Pepsi Center WTC

Daniel
Reyes

Paola
Baltazar

10/Dic/2018

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Pepsi Center WTC

Artista(s)

Babasónicos, tu gente está en México.

Anoche gozamos de un set que nadie tacharía de Infame. Discutible sería cualquier opinión contraria, pues el goce de los asistentes dice Mucho por sí solo. A Propósito, la fría noche que ayer nos azotaba obligaba a nuestras gargantas a calentarse cantando las canciones provenientes de Jessico o del Impuesto de Fe, añorando el cálido sol de Miami, razón por la cual, la banda argentina dio un concierto Romantisísmico que nos llevó incluso hasta un Trance Zomba.

27 canciones fueron las que nos llevaron por gran parte de la trayectoria musical de Babasónicos, una banda consentida en México y que en cada una de sus presentaciones llena de sentimiento el escenario. “Cretino”, tema de su nueva placa fue la designada para inaugurar el recital, seguida de un combo infame armado por “Risa” y “Fan de Scorpions”, momento que unió la garganta de gran parte del público.

“La Lanza” nos apunta directo al corazón que palpita agitadamente, luego que el baile y los brincos calentaran la pista de baile de la mano de “El Maestro”, mismo que evaluaría el fanatismo de los asistentes con canciones que no tocan habitualmente, como “Exámenes” o “Patinador Sagrado”.

Uno de mis tracks favoritos, “Tormento”, suena emotivamente, calentando el ambiente para irnos directo a la yugular al corear “Suturno”. Como es costumbre, Babasónicos junta dos temas en uno solo, siendo en esta ocasión “Soy rock” y “Ciegos por el diezmo”, creando una “Fiesta Popular” de guitarrazos sobre el escenario.

Fuera del tema telonero, no habíamos tenido oportunidad de escuchar las nuevas canciones en este concierto, por lo que nos lanzaron un bloque conformado de “La Pregunta”, “Bestia Pequeña” y “Trans-Algo”, temas de los que fui muy fan por cómo suenan en vivo, no solo por los arreglos que contienen, sino por la teatralidad que Adrián Dárgelos posee al interpretarlas.

A la par que “Desfachatados” nos ponía a festejar a la mexicana, un par de trifulcas en la pista de baile incomodaron al público. “¡Abran la frontera, la estampida veo llegar!” Espero ninguno haya terminado con el “Cuello Rojo” o tirado cual “Pendejo”.

Sin abrir los ojos nos teletransportamos a donde desearíamos estar, mientras “Como Eran Las Cosas” nos traía recuerdos de años atrás. Momento de quitarnos la nostalgia y la melancolía con una ráfaga de éxitos: “¿Y Qué?”, “Carismático”, “Yegua” y “Putita” armaron un ambientazo dentro del Pepsi Center, donde el público se escuchó cantar en todo lo alto, por lo que Babasónicos nos aplaudió agradecido y se despedía momentáneamente.

Luego de unos minutos, los argentinos regresan a escena, con el misticismo de “Flora y Fauno” nos envuelve en cada nota. Finalmente, el momento de despedirse llegaba. Adrián agradece a su fiel público mexicano, quienes después de que nos preguntara “¿dónde está mi gente?” responderíamos con un vitoreo que retumbó en las paredes del inmueble. “El Colmo” fue la canción que nos unió en una sola voz, concluyendo con una canción extra sacada de último momento, “Estoy Rabioso”.

Babasónicos se confirma como una de las bandas hispanoparlantes más queridas en México, demostrando su vigencia luego de muchos años de trayectoria y seguramente siendo inspiración para los nuevos talentos emergentes.

No es una revista, es un movimiento.