Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

60915
Una propuesta alternativa: Día 2

Una propuesta alternativa: Día 2

Para esta fecha, a la carpa Mandarine Tent se le sumaron dos escenarios al aire libre, el “Music Stage” y el “Wins Stage”, ubicados en el fondo del predio, al lado del río. Además de estos cambios, también hubo modificaciones en el contenido del festival.

Los compases electrónicos del día anterior fueron reemplazados por guitarras crudas de los Santos Wussies y melodías pop de Los Asteroids, las dos bandas abrieron el festival en forma paralela. Después llegó Soldadores, un dúo demoledor de batería y guitarra que te obliga a sacudir la cabeza con riffs distorsionados que recuerdan a Led Zeppelin. Rock and roll de la vieja escuela.

Dentro de los más destacados, estuvieron Real Estate, los australianos Pond, Beach Fossils (en reemplazo a la cancelación de Beirut), la heroína local Juana Molina y Yann TIersen. Este último merece una mención especial ya que el autor de bandas sonoras como Amélie (2001) y Good Bye, Lenin! (2003) logró crear una atmósfera íntima bajo la luz de las velas eléctricas que cautivó a los espectadores.

Mientras los chilenos de Astro le daban a tope en la Mandarine Tent, el post rock de Mogwai fue la previa para el plato fuerte; después del show de los escoceses, venía El Mató un Policía Motorizado, sin embargo, debido a la poca cantidad de presentes (la mayoría esperaba del otro lado a Tame Impala), los organizadores recorrieron su set hasta acabada la de los australianos, por lo que los muchachos de La Plata terminaron dando cierre al festival con la potencia que los identifica.

Pasada la medianoche, el feriado del Lunes llegaba a su fin mientras los integrantes de Tame Impala se despedían del escenario. Con temas como "Why Won't You Make Up Your Mind?" , “Mind Mischief" y el inflatable “Elephant”, llevaron de paseo a sus fans en un viaje tecnicolor con un destino ya conocido.

Kevin Parker, cantante y líder del grupo, le agradecía a su público, “unos muchachos totalmente locos”, según sus propias palabras, después de dar un show psicodélico de más de una hora y media, en el que los visuales y las luces tuvieron tanto protagonismo como las canciones.

La banda australiana, que visitó por primera vez Argentina en el 2012, regreso al país una vez más para hacer lo que mejor saben, generar climas y sensaciones. Con temas como "Why Won't You Make Up Your Mind?" , “Mind Mischief" y el inflatable “Elephant”, llevaron de paseo a sus fans en un viaje technicolor con un destino ya conocido por los argentinos.

En conclusión, el Music Wins ofreció una perspectiva diferente de algo a lo que estamos acostumbrados en Argentina a los festivales. Queda esperar a ver como evoluciona este encuentro musical que parece tener mucho para dar a los fanáticos de la música.

No es una revista, es un movimiento.