Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

99965
Desert Daze 2016: Día 2

Desert Daze 2016: Día 2


@cherryflores_

16/Oct/2016

Día de luna llena en el Desert Daze…

Es grato escuchar a muchas personas que acampan en este lugar para discutir sobre discos, bandas nuevas o lo que tocan en una propia. El público en general realmente viene a ver a los proyectos del cartel con atención. Eso definitivamente es un gran reto para la producción del festival, ofrecer más que un cartel propositivo, calidad de sonido y puntualidad en los tiempos de cada banda. Desert Daze lo ha logrado con una que otra falla pero sin titubeos, todo ha sonado muy bien desde el inicio de ayer y no han existido mayores retrasos en cada uno de los tres escenarios que existen en este bello recinto rodeado de dunas, cactosas y montañas rocosas. La mayoría de las bandas han agradecido públicamente la belleza del lugar en sus shows. Afirmando también que ha sido un honor que los consideraran como parte del cartel.

Los chicos de Cherry Glazer han sido una muy fresca propuesta en vivo, la líder de este proyecto no es una persona que porte grandes outfits o alguna parafernalia; sin embargo, la calidad de su riffs mantuvo a un público brincando y headbangeando durante todo el show. Posterior me fui a ver a Radio Moscow, quienes pronto estarán de vuelta en México y están listos para llenarnos de riffs tal como lo hicieron en The Wrigth Tent, escenario donde se presentaron.

The Coathangers se presentaron en el Moon Stage y definitivamente contagiaron una buena onda con el público. Las tres chicas de Atlanta, GA, con gran presencia y actitud en su show, rockearon muy muy bien. Posterior a esto, vale la pena mencionar la presentación de Drab Majesty, un talento que no hay que perder de vista.

Y desde LA, llegaron los respetables integrantes de Thee Oh Sees quienes estuvieron en la Semana IR!– y llenaron el escenario para poner a todos a brincar y hacer crowdsurfing como se debe –por ahí hubo uno especial con un chico disfrazado de panda–. Lo que hay que tomar en cuenta para la siguiente visita es traer un cubrebocas o paliacate porque la arena vuela demasiado y cansa un poco respirarla tanto, pero nada grave. ¡La música es lo que importa!

Por la recomendación de nuestra cobertura en SXSW 2016, me encaminé a ver el acto de JJUUJJUU, que tuvo mucha psicodelia, rock, muy bien ejecutado todo su setlist. Si no los has conocido, ¡échales un oído! Son muy bueno pero en vivo están mejores.

Parecía que la mayoría del público del día se destinaba a ver a The Black Angels, que fue definitivamente el show con más gente en el Moon Stage –donde ya se apreciaba la hermosa luna llena–. Iniciaron con “Young Men Dead” para seguirle con varios éxitos, la atención de la mayor parte del festival, incluyendo artistas estaba ahí.

A lo lejos estaban Yonatan Gat, unos jóvenes que tocan un curioso rock energético pero en medio del público, es decir, montaron un tarima en medio del público para armar su presentación sin utilizar el escenario principal.

Corriendo me regresé al Block Stage para ver a The Raveonettes, imperdible, con una presencia extraordinaria de los tres. Las secuencias, riffs y distorsiones son perfectas en este proyecto que ya mucho conocemos, pero que al ver en vivo recuerdas el porqué está en nuestros corazones. Al finalizar arrancó la leyenda, Primus –con quienes celebramos nuestro séptimo aniversario– la gente coreó todos los tracks, definitivamente la presencia de Les Claypool se percibe en el escenario como la del ser más experimentado. Tremendo setlist de esta noche. Los pies ya dolían, y acampar es bueno para complementar la experiencia pero golpea mucho la espalda. Por poco ya me iba a dormir pero las recomendaciones de muy buenas fuentes me obligaban a ver el cierre del día con Godspeed You! Black Emperor. Bien decían “es el soundtrack del apocalipsis”, mejor descripción no me pudieron dar –gracias Fraktal–, impecable ver la ejecución de estos ocho integrantes de la banda originaria de Canada. Viví un profundo viaje de nostalgia, reflexión, depresión y más en su show de hora y cuarto. Presentación acompañada de visuales perfectos para cada melodía.

Finalizando, mi cuerpo no pudo más… pero qué gran de día de música. Increíble festival.

Lee la reseña y checa la galería del primer y último día.

No es una revista, es un movimiento.