58941
festival de interminable mar de energía

festival de interminable mar de energía

Cortesía
MUTEK México

26/Oct/2014

Hay muchas cosas que un festival como MUTEK es capaz de demostrar en este país, desde la cantidad de talento que hay para explorar a un nivel nacional e internacional, hasta el compromiso que tiene su público con sus múltiples eventos, pero poco se ha hablado o al menos se ha señalado el aguante que tienen para ir de una fiesta tras otra como si no hubiera un mañana.

festival

El segundo NOCTURNO de MUTEK, que contara con Max Cooper, Egiptrixx, Ben Frost y Deadbeat entre otros, tuvo un quórum impresionante para ser el sucesor de otra fiesta magna de casi ocho horas de noche a madrugada; tres escenarios divididos en el conspicuo espacio del Foto Museo Cuatro Caminos, albergaron una vez más a miles de deseos de electrónica que, jurarían que se trataba de la fiesta del año, aunque eso decían del día anterior y así sucesivamente.

De arriba hacia abajo y de un lado a otro, las ganas de presenciar cada uno de los exponentes del microhouse, techno, post dubstep o hippie dance que desfilaron en la estructura urbanística remodelada para la ocasión, eran algo que se contagiaba; desde el entusiasmo y acogimiento por el talento local como Siete Catorce y Métrika, hasta el desenfreno total de esperadas presentaciones de Kangding Ray y Pachanga Boys sobre la pista.

¿De dónde sacan energías, MUTEK? Seguramente de bebidas endulzadas y uno que otro estupefaciente, pero la sola imagen de las interminables manos hacia arriba en un mar de excelente música que no parece terminar, es argumento suficiente para ser parte de algo tan extraordinario como este festival.

REDACCIÓN:

Cris
Winters

FOTO:

Cortesía
MUTEK México

No es una revista, es un movimiento.