189640
Lore City, psicodelia oscura para elevar el espíritu

Lore City, psicodelia oscura para elevar el espíritu

Música nacida en el punto medio entre el alma y el cuerpo.

“Un evento muy extraño ocurrió a inicios de 2020, algo que solo pasa una vez cada 500 años… Saturno se alineó directamente con Plutón dentro de la constelación de Capricornio. Esencialmente, las energías se unieron para evolucionar la infraestructura entre la materia y el espíritu”. Con esta trivia, el dueto de Portland Lore City introduce su cuarto álbum Participation Mystique. Y, sí, su sonido es tan misterioso como lo parece a primera vista.

Laura Mariposa Williams (voz, teclado) y Eric Angelo Bessel (percusiones, teclado, guitarra) debutaron como Lore City en 2014 con el álbum Kill Your Dreams. En éste quedó marcado un sonido que oscila entre los paisajes ambientales al estilo del The Knife más oscuro, y el psych rock desenfadado de Brian Jonestown Massacre o Tess Parks. Aquel estilo continuó, tras una pausa de seis años, en los álbumes Absence and Time y Alchemical Task, ambos del 2020.

Un año después de su último estreno, Lore City continúa esta racha con el álbum Participation Mystique, un trabajo lleno de misticismo y oscuridad que aborda los temas de la materialidad enfrentada al espíritu y la apertura de la mente. Aquí, el dueto evoluciona para entregar ambientes de mayor densidad que recuerdan al trabajo de Dead Can Dance. Escucha “I Know You Know” a continuación.

Participation Mystique ya ha comenzado a ganar el reconocimiento de la prensa internacional: la revista Post-Punk lo catalogó como un trabajo “cuyo estilo cinematográfico es un buen augurio para un soundtrack sobre el gran cambio de la humanidad”. Asimismo, el sitio Various Small Flames lo resumió como “un álbum nacido de eventos astrológicos y enlaces entre el mundo espiritual y el corpóreo”.

Escucha Participation Mystique completo a continuación y adquiérelo a través de Bandcamp. Sigue a Lore City en redes sociales y Spotify para que no te pierdas su nueva música.

No es una revista, es un movimiento.