185308
A 20 años del 'Amnesiac' de Radiohead

A 20 años del 'Amnesiac' de Radiohead

05/Jun/2021

Mitología, oscuridad y drama profundo son los sinónimos de Amnesiac, el quinto álbum de Radiohead que celebra dos décadas de su lanzamiento.

Llegado el 2001 y con una serie de cambios importantes dentro de la cultura popular en occidente, Radiohead se enfrentaba al reto de su quinto álbum de estudio. Amnesiac llegaría como una revolución silenciosa por parte del quinteto de Oxford, que si bien compartía las mismas grabaciones de Kid A e incluso era señalado como el hermano no querido o incluso el "Kid B", plantea un universo y un discurso digno de admiración, y que a 20 años no pierde vigencia.

Es curiosos visualizar esta obra, por un momento parece que la carretera en la que iba la agrupación al pasar Ok Computer se dividió en dos carriles, el primero un Kid A que deja bastante fascinación y tiene sacudidas importantes de energía, mientras que el segundo es Amnesiac, una obra más densa, cruda y al mismo tiempo elegante. Creer que un disco es más que otro solo por creerlo puede ser un error, y aunque sea complicado, recomiendo darle el beneficio de la duda a Radiohead, que si bien tenían el plan de lanzarlos en un álbum doble, después se dieron tiempo para afinar esta obra y darle una estructura impresionante.

A través de Palophone Records fue lanzado el 5 de junio de 2001 Amnesiac, esto sin mencionar que fue pospuesto en diversas ocasiones. Las sesiones de grabación de esta obra, así como las de Kid A estuvieron segmentadas en diferentes lugares de Europa, ciudades como Paris, Copenhague y su estudio de Oxfordshire fueron involucradas con Nigel Godrich al timón en materia de producción. Ahora se cumplen dos décadas de su lanzamiento y acá te contamos alunas de las historias que guarda.

Radiohead_2001

Llevar lo convencional a límites explosivos.

Mucho se rumoraba con la llegada de Amnesiac el hecho de que Radiohead volvería a un sonido como el de The Bends, cosa que jamás pasó. Lo que si es un hecho es que con este nuevo disco la agrupación logró evadir los ambientes experimentales electrónicos que venía mostrando con Ok Compurter y Kid A, así como el rock de guitarras con distorsión de los primeros dos registros.

Amnesiac tiene un clima un poco más sobrio que los anteriores, y no debido a una necesidad de elegancia o de estilización llevada a extremos comerciales, más bien es un disco menos intenso en cuanto a los cambios de ritmo y la saturación de sonidos. Se siente ligero siempre, es un álbum tan minimalista por momentos que con muy pocos elementos transmite mucho. Importante señalar a todo esto la mezcla de géneros que influenciaron a los once tracks de la obra, que fueron el jazz, la electrónica, la música clásica del siglo veinte y el krautrock.

Dicho lo anterior, en Amnesiac no es que todo confluya al mismo tiempo, de hecho parece que cada una de las facetas sonoras que intenta plasmar Radiohead se intercalan, lo que nos da una trama de canciones un poco extraña de digerir, así como transiciones sombrías.

"Packt Like Sardines in a Crushd Tin Box", "Pulk/Pull Revolving Doors" y "Like Spinning Plates" comparten un acercamiento muy interesante hacia la electrónica y los sonidos industriales. Son temas que están llenos de capas, loops y líneas melódicas que parecen filtradas con el afán de que las letras sean un poco confusas en una primera escucha. Son un poco densas, si, pero mientras se escucha el resto del álbum parece que se van resignificando, sobre todo por cumplir con el ambiente de las otras ocho.

Hay otras tres pistas de Amnesiac que comparten una unión bastante peculiar, estas son "You and Whose Army?", "Life in a Glasshouse" y el sencillo del álbum "Pyramid Song". Musicalmente tienen un sentido trágico, que si solo nos enfocamos a él nos produce tristeza y también algo de miedo, gran mérito de la banda en tener influencias añejas del jazz y del dramatismo de la música clásica para cumplir con esta atmósfera.

Justo esos tres temas podrían ser los puntos más climáticos de todo el disco, aunque el orden de las canciones no les hagan justicia. En "You and Whose Army?" la agrupación filtró las voces de Thom en cartones de huevo para darle una salida temerosa, a esto añadir el poderoso piano con el que levanta toda la emoción y la obra se vuelven gritos desesperados que dan un ambiente inexplicable a palabras. "Pyramid Song" por otra parte lleva al extremo la sofisticación del ritmo a cuatro cuartos y da un ritmo trabado, que junto a los instrumentos de cuerdas termina en una épica y cinematográfica fotografía.

"Life In a Glasshouse" contó con la colaboración del músico de jazz que era presentador para la BBC, Humphrey Lyttelton. De hecho este tema fue el único que se terminó de grabar posterior a las sesiones mencionadas anteriormente, ya que la banda pensaba en algún nuevo tema que pudiera acercarse a lo antes hecho y concluyera el álbum. El aspecto dramático aparece justo con los instrumentos de viento, que juegan un papel vital en el cierre. Como dato curioso, la serie Peaky Blinders utiliza estas tres canciones para tres de sus escenas más importantes de todo su rodaje, y vaya que se acoplan a esta intención de dolor que menciono anteriormente.

La parte de en medio del contenido de Amnesiac tiene flashbacks a sus anteriores discos. "I Might Be Wrong" y la instrumental "Hunting Bears" son comandadas por guitarras de distorsiones no tan agresivas, pero si con presencia para crear riffs que van en loop y se quedan bien grabados. Por otra parte, "Knives Out" y "Dollars And Cents" están cubiertas por ritmos de jazz que sirven como una interesante base para que todos los integrantes colaboren en la elaboración de armonías orgánicas y elegantes.

Un poco separado de todas las canciones está "Morning Bell/Amnesiac", que es alternativa a la versión del mismo nombre de Kid A, es una pista que se abre paso entre coros, campanas y teclados discretos que hacen un panorama suave, que se descompone un poco al final pero deja una sensación satisfactoria.

Muerte, rebelión, decisiones y el pasar del tiempo.

Muy profundo se puede tornar Amnesiac con su discurso. Las letras son como una especie de matrioshka, que aunque no digan mucho están llenas de significados y referencias diversas. Dentro del minimalismo que puede tener también existe una carga cultural muy fuerte, sobre temas que no son bastante cómodos de tratar.

"Packt Like Sardines in a Crushd Tin Box" y "Pyramid Song" parecen ser un recap hacia la muerte y la llegada a esa especie de infierno que viene después de la vida, donde la desesperanza reina y solo queda ver la vida pasar con lo que llegó y lo que no. La segunda canción tiene muchas referencias sobre la muerte y el arte del inframundo según la mitología egipcia, ya que Thom Yorke se había inspirado de una muestra que presenció en Copenhague.

"I Might Be Wrong" curiosamente presenta una trama un poco más positiva respecto a las anteriores. Resulta un poco extraño debido al color saber esto, pero es una canción que invita a sentirte orgulloso por lo que has hecho. Otro tema que se destaca es "You And Whoose Army?", que es una especie de minimización a la clase política, a modo de hacerles ver como gente baja, que con el afán de tener seguidores traicionan y lastiman. En su momento se habló de una especie de grito de propuesta a las políticas del Ex Primer Ministro Tony Blair.

Existen otras historias que enmarcan las letras de Amnesiac, cada una llena de referencias que pueden ir desde lo bíblico hasta lo popular, ahí está el caso de "Life In Glasshouse", donde Yorke se inspiró en el testimonio de una celebridad que dijo que tuvo que tapizar sus ventanas con papel periódico luego de la persecución de un paparazzi. Y pese a todos los guiños culturales, con el paso de los años el significado que se le pueden otorgar a las canciones respecto a la interpretación del propio usuario parece lo más valioso de letras tan sublimes. Entonces hay dos entendimientos, el del público y el de la banda.

Rumbo a un Radiohead reconfigurado.

Amnesiac fue un punto muy interesante en la trayectoria de Radiohead, la agrupación tomaría un camino muy peculiar para sus futuros discos, que estarían plagados de experimentos musicales y también de evoluciones que no han cesado. En su primer semana tuvo más ventas que Kid A, aunque la critica especializada (que en esos años pesaba, y mucho) no le dio tanto mérito como otros álbumes. Fue galardonado este disco con el Grammy a Mejor Diseño de Embalaje por su edición deluxe, así como algunos otros reconocimientos por su grabación.

Amnesiac_edición especial

El diseño de la portada, hecho por Stanley Donwood, se inspiró en la mitología griega. Este dibujaría sobre un fondo rojo a un minotauro con algunas constelaciones a su alrededor. Además sería complementado con algunos blips, que eran mini videos que representaban a las canciones y que puedes ver a continuación.

Difruta de Amnesiac a 20 años de su lanzamiento.

No es una revista, es un movimiento.