225849
A 15 años de 'The Age of Understatement' de The Last Shadow Puppets

A 15 años de 'The Age of Understatement' de The Last Shadow Puppets

Danzarás sobre la mediocridad y te sentirás infinito. 

“Humour absorbs the thoughts”

A veces pensamos que ya lo hemos escuchado todo; pero ha decir verdad la música se reinventa en la menor oportunidad. Como músico puedes no cerrarte a experimentar con los sonidos o con nuevos cómplices. Alex Turner y Miles Kane son el claro ejemplo de esta connivencia que decidió fluir entre dramáticas cuerdas y una instrumentación que te dejará sin aliento; claro que si, estamos hablando de The Last Shadow Puppets. Para que este proyecto tuviera forma, primero tuvieron que coincidir en la vida y dar paso a la decisión de explotar su tiempo y creatividad al máximo y en conjunto. 

La base de esa sólida amistad llega en 2005 luego de que el antiguo proyecto musical de Miles (The Little Flames) sirviera como support de la gira de Arctic Monkeys. Compartir escenario en ese momento llevó a que ambos músicos se hicieran amigos y empezaran a trabajar en pequeñas colaboraciones con la banda de Turner, -como en el caso del single “505”; entre otras-; así empezó a fluir esta divertida alianza en 2007. Un año después de atravesar un momento de indecisión obtuvo un nombre y vió la luz oficialmente con su álbum debut, The Age Of Understatement; lanzándolo al mercado en abril a través de Domino Recording

The last shadow puppets_2008

¿Pero a qué sonaba The Last Shadow Puppets? Tras explorar el camino del rock, ambos personajes decidieron inclinarse por algo totalmente diferente, algo principalmente inspirado en lo cinematográfico y lo teatral, apostando por la corriente de un pop rock barroco, alineando sus pasos a lo orquestal entretejiéndolo con la finura de la psicodelia. En su momento la agrupación decidió describirse como “divertidos y extravagantes” y en realidad no hay adjetivos más concisos para definirlos; estaban en la plena cumbre de su juventud y estaban aprovechando la fortuna de la vida. 

Producido por James Ford, el material contó con la participación del reconocido violinista canadiense Owen Pallett, y la London Metropolitan Orchestra para plasmar en 12 canciones una historia que ofrece la metáfora más sublime de la subestimación que nos lleva en un recorrido desde la observación de una banda que yace en medio de la oscuridad y que nos anima a hacer caminatas por misteriosos senderos, hasta viajes en tanques de guerra. ¿Interesante? Ya lo creo. 

En la portada del álbum observamos a Gill, una estudiante fotografiada por Sam Haskins; una imagen llamativa y sencilla en blanco y negro que nos introduce a este mundo sonoro en el que por momentos te sentirás en medio de una persecusión como en The Age of Understatement” o en una solitaria noche alumbrada por apenas unas cuantas farolas con “Time Has Come Again”

The Last Shadow Puppets se inspiró en Scott Walker y David Bowie, para crear este proyecto y además, tomó como clara referencia a Ennio Morricone. En cuanto reproduzcas este LP sentirás que la magia se apoderará de tu ser, sacarás tu lado más dramático pero al mismo tiempo te liberarás como nunca. Tu mente y tu corazón se sentirán a salvo entre las delicadas secuencias de batería, guitarra, violines, batería y la seductora y elegante interpretación de Alex Turner y Miles Kane. Ambos se identifican como “un par de personajes con un montón de similitudes”, por eso la banda funciona, fluye con elocuencia y sonoriza tus mejores y peores momentos, basta escuchar “My Mistakes Were Made for You”, "Standing Next To Me" o "The Meeting Place" para entenderlo. 

Muchos de nosotros éramos demasiado pequeños cuando este material llegó al mundo, sin embargo, eso no significa que sea incapaz de apoderarse de nuestra mente para ofrecernos una manera mucho más cruda y real del valor que nos damos a nosotros mismos o alguien en particular. ¿Te atreverías a darle la vuelta a estos pensamientos en medio de danzas cósmicas? Hoy, a 15 años de su lanzamiento, The Age of Understatement es lo único que necesitas para sentirte vivo e infinito.