Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

129815
El Duque ha hablado: Músicos como armas en un boicot

El Duque ha hablado: Músicos como armas en un boicot

Sergio
Ang

22/May/2018

Music For Palestine ¿el boicot cultural es una buena opción?

El 22 de mayo, una serie de artistas compartieron en redes sociales su apoyo al movimiento Music For Palestine, el cual invita a bandas y músicos a no presentarse en Israel hasta que el gobierno de este país desista de su ocupación en territorio árabe y pague por sus crímenes de guerra cometidos contra el pueblo palestino. Este boicot organizado por el BDS y el ex Pink Floyd, Roger Waters, busca crear consciencia a través de la postura de importantes artistas. Con la adición de Wolf Alice, Portishead y Declan McKenna, la campaña parece tomar más fuerza. Pero aún hay una gran pregunta: ¿en qué se benefician los palestinos y en qué afectan a los israelíes con esto?

Por ejemplo, el boicot comercial, o sea el rechazo a comprar productos e invertir en empresas israelíes, busca debilitar al gobierno económicamente para que este cese con la guerra y la segregación en territorios palestinos. Ahora, el que artistas se nieguen a tocar en Israel se supone que sirve para exponer la situación a todos sus seguidores, y que el estado no use sus presentaciones como propaganda o para desviar la mirada de fans, pero ¿no es mejor afrontar al enemigo que tan solo alejarse de él?

Se puede poner en evidencia los crímenes del gobierno y la situación de los refugiados en Palestina con conciertos benéficos e incluso shows en el mismo Israel, pues como el BDS ha mencionado en repetidas ocasiones, hay muchos israelíes inconformes y que apoyan al movimiento. Además que la organización ha mencionado que tiene como único objetivo el gobierno de aquel país. Patti Smith, Thurston Moore y The Libertines recientemente anunciaron un evento de caridad para ayudar a las víctimas de la guerra.

También, cabe mencionar que el grupo de artistas liderado por Roger Waters, ha creado cierta división en la industria al criticar cuando otras bandas, como Radiohead y Nick Cave & The Bad Seeds deciden dar conciertos en Israel. Este tipo de acciones muestran una falta de confianza en sus colegas, así como un autoritarismo escondido detrás de conceptos morales. Igualmente, centran los ojos en la polémica y no en el verdadero objetivo: terminar con el movimiento armado.

Como recientemente dijo Lana Del Rey, luego de confirmar que estaría en el festival israelí Meteor Festival y que también visitaría Palestina. “Mis puntos de vista sobre la democracia y la opresión van acorde a la perspectiva liberal (…) También, quiero decirle a Roger Waters que leí su declaración sobre tomar acción incluso cuando crees en la neutralidad, entiendo totalmente lo que dices y esta es mi acción”.

Es entendible que en una situación tan complicada se volteen a ver a medidas extremas, pero en realidad es difícil apoyar completamente Music For Palestine por todas las repercusiones que podrían haber. Están tratando de combatir el apartheid de palestinos en Israel segregando y apartando a los israelíes de todo el mundo. La división, sea cual sea el propósito, crea víctimas y desinformación.

No es una revista, es un movimiento.