Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

25915
Algunas notas sobre El Gran Gatsby

Algunas notas sobre El Gran Gatsby

06/Jun/2013

Ese rey Midas del pop hollywoodense, Baz Luhrman, nos ha vuelto a probar que todo lo que toca lo convierte en Moulin Rouge o en miel sobre jarabe azucarado. Tal ha sido el caso de la esperadísima El gran Gatsby (The Great Gatsby, 2013).

La trama: Al llegar al Nueva York de los años 20, el joven Nick Carraway (Tobey Maguire) comienza a escuchar rumores sobre las fastuosas fiestas ofrecidas por su vecino, Mr. Gatsby (Leonardo Dicaprio). Mientras Nick se pasea por la ciudad o visita a su hermosa prima Daisy Buchanan (Carey Mulligan), una misteriosa invitación llegara a sus manos; su vecino Gatsby lo ha invitado a una de sus fiestas y desea conocerlo.

No es realmente la atmósfera hiper-colorida, la focalización en el romance cursi, ese aire posmoderno y distópico lo que molesta de esta película, sino quizás la amalgama que de todo esto se produce. Baz Luhrman intenta tejer un puente entre la elegancia y la decadencia del Nueva York de los años 20 y el moderno, para ello nos introduce en un universo donde entre piezas de Charleston se cuelan ritmos remixeados de un Jay Z o de Kanye West. Esto podrá abrumar a más de un espectador y hacerlo caer de rodillas ante la sofisticación y exquisitez del filme, pero las pretensiones de esta obra no llegan más allá de eso.

Del relato de Scott Fitzgerald sólo se recupera la anécdota en su sentido más literario, sin ninguna innovación relevante, y al final del día la película se nos revela como el mismo drama fantoche de Hollywood pero envuelto en disfraces brillosos. El buen Baz no ha encontrado otra forma para hacer cine desde su extravagante Romeo y Julieta; su fórmula se ha gastado y ya no sorprende más que a los melosos más empedernidos. El oropel que tanto ama la industria del cine estadounidense vuelve a hacer de las suyas. En todo caso, me hubiera interesado más ver un The Great Gatsby dirigida por Martin Scorsese. 

No es una revista, es un movimiento.