53181
Selección oficial de cortos mexicanos en #GIFF2014: Local y campechanito

Selección oficial de cortos mexicanos en #GIFF2014: Local y campechanito

01/Ago/2014

Como parte de las actividades del Viernes en la decimoséptima edición del Guanajuato International Film Fest pudimos darnos el tiempo de disfrutar de una de las experiencias cinematográficas más gratificantes, en mi opinión personal, una selección de cortometrajes mexicanos de varios tamaños, formas y sabores.

Como una fina degustación en varios tiempos, se presentaron ocho cortometrajes nacionales, algunos con apoyo internacional e incluso filmados en el extranjero, pero surgidos de la creatividad de talento a final de cuentas mexicano.

Conformaron esta selección en particular: 400 Maletas de Fernanda Valadez, Kangaroo Court de Carlos López Estrada, Matabichos de Gabriela Palacios, Keiko de Santiago Fabregas, Médula de Andrea Rabasa, El Don De Los Espejos de Mara Soler Guitian, Zafo de Pablo Orta y Perfidia de David Figueroa García.

No estoy exagerando al decir que cada uno de estos cortometrajes es de una calidad artística excepcional, tal como el previamente mencionado Perfidia; una comedia oscura, muy oscura, de poco menos de media hora, donde la servidumbre de una cómoda casa de clase media alta continúa con sus actividades cotidianas pocos días después de que el patrón ha fallecido, bajo circunstancias muy exóticas, lo cual involucra a una cajota con porno, dejando como nueva patrona a su hija Lucía. El director David Figueroa ejecuta la comedia con buen tino, el drama con suficiente peso, y hasta algunos pedacitos de terror con éxito; una buena manera de desplegar sus talentos como cineasta.

En un corto resulta que realmente el tamaño no importa, Zafo de Pablo Orta triunfa, con solo cuatro minutos de duración, en donde un grupo de niños jugaba a la varita corta para ver quien iba por el balón...a donde se había ido es lo interesante. Pero igual un trabajo relativamente más extenso, como 400 Maletas de veintitrés minutos, no permitió que el ritmo de la trama decayera. En un pueblo norteño, una madre busca a su hijo adulto, a quién no ve desde niño o recientemente no es claro, y es parte del acierto de Fernanda Valadez, de no esclarecer todos los puntos de la trama, haciéndonos sentir que vivimos en un estado entre el sueño y la realidad, ese sentimiento de confusión ante la desgracia.

Entre tanta riqueza cinematográfica destaco mi corto favorito, Kangaroo Court de Carlos López Estrada, Sebu Simonian y Ryan Merchant. Una versión extendida del video original para la canción homónima de Capital Cities, donde el personaje de un hombre mitad persona, mitad cebra, triunfa y luego fracasa socialmente; pero lo sobresaliente es la cinematografía surrealista.

En sus selecciones de cortos, el GIFF presenta trabajos que sacrifican tiempo, no calidad.

No es una revista, es un movimiento.