31733
Final Feliz: Cerrando y abriendo ciclos

Final Feliz: Cerrando y abriendo ciclos

30/Ago/2013

Final Feliz

Björn Runge

Ann Petrén, Malin Buska, Gustaf Skarsgård

Suecia/Dinamarca, 2011

Film i Väst

“La película me gustó mucho, porque tiene un final no muy feliz”, le dice la bella Katrine a su inseguro novio Asger, cuando vuelven a casa tras ir al cine. Esta frase anuncia el tono general de Final Feliz (Happy End, 2011), realizada por el sueco Björn Runge, que, proyectada en del Ciclo de Cine Sueco de la UNAM, involucra a estos y otros personajes en una serie de situaciones que los llevan al límite.

Katrine ama a Asger, pero vive atormentada por sus arranques de ira cada vez más violentos, haciendo de ella blanco de su frustración por una serie de negocios que se han venido abajo, y que lo tienen endeudado y amenazado por un par de maleantes de poca monta a los cuales debe una fuerte suma de dinero. Para sobrevivir, la pareja depende del sueldo que ella percibe haciendo la limpieza en la casa de una instructora de manejo viuda y en edad madura, llamada Jonna.

Por su parte, Jonna tiene sus propios problemas: tras un intento de suicidio, su hijo Peter es abandonado por su esposa y a causa de su frágil estado emocional, decide llevarlo a vivir con ella. Peter se dedica a la pintura, pero debido a una fuerte depresión, esta bloqueado y no ha logrado realizar una obra en un buen tiempo.

Peter conoce a Katrine durante la estancia en casa de su madre, y su belleza y personalidad despiertan en él sus deseos (tanto artísticos como sexuales) por lo que le pide que sea su modelo, al tiempo que inicia una intensa relación con ella, que es descubierta accidentalmente por la madre. Asustada por las posibles consecuencias, Jonna habla en secreto la joven, y le ofrece pagarle para que mantenga la relación modelo/amante con su hijo, y evitarle un colapso. Y dada la precaria situación que vive con su violento novio, termina por aceptar el arreglo.

Paralelamente, Jonna entabla amistad con el señor Mårten, uno de sus alumnos que intenta recuperar su licencia de manejo que le fue suspendida por manejar en estado de ebriedad. En algún momento, él manifiesta hacia ella un interés amoroso, pero es rechazado ya que Jonna esta demasiado preocupada por su hijo, y no se permite relacionarse emocionalmente con nadie más.

Pero todo termina cuando Asger tiene uno de sus mas intensos ataque de rabia y golpea salvajemente a Katrine, quien decide poner punto final a la relación, desencadenando un efecto dominó en donde todos los secretos son expuestos y todos los involucrados en la trama se ven obligados a enfrentarse cara a cara con resultados desiguales, pero que le permiten cerrar los diferentes círculos viciosos creados en torno suyo o en torno a alguien más y tener la oportunidad de buscar un nuevo inicio.

Haciendo honor al título, la cinta presenta un desenlace no muy feliz, pero no por ello desesperanzador, que funciona perfectamente para redondear una intensa, emotiva y por ratos desgarradora obra.

No es una revista, es un movimiento.