33871
'Ödland', entrevista y reflexión en Oaxaca Film Festival

'Ödland', entrevista y reflexión en Oaxaca Film Festival

28/Sep/2013

Ödland - Damit keiner das so mitbemerkt (2013), Anne Kodura, documental que después de haber estado en la Semana de Cine Alemán de la Cineteca, fue proyectado en el cuarto Oaxaca Film Fest.

“Ödland” es el término que los alemanes le dan a los campos de refugiados, viajeros que llegan al país en una situación ilegal. El filme aborda el día a día de un grupo de niños, hijos de refugiados de países medio orientales, que habitan tan peculiar paisaje tarkovskiano. "En la película aparecen niños curdos de Siria, niños palestinos de Líbano…", comentó la directora.

El trabajo cinematográfico en torno a este documental es realmente impresionante: imágenes expresivas y al mismo tiempo devastadoras, elaboradas con una plástica que por momentos evoca otras visiones y otras calles espirituales del pensamiento. Friede Clausz, fotógrafo de la cinta, al igual que la directora, se vio realmente involucrado en este trabajo: "Esa es la diferencia entre ficción y documental. Creo que como camarógrafo eres también quien dirige porque tienes que decidir; estás muy envuelto en el proceso…", declaró Friede.

Kodura narró un poco de su experiencia y del proceso que requirió tan atractivo documental: "Empecé a pensar en el proyecto hacia finales del 2010 mientras trabajaba para una película en Alemania y filmamos ahí unas escenas, comencé a idear qué podría hacer con aquel lugar y con esos niños porque no me los podía sacar de la mente. Decidí hacer el documental con ellos, y aunque fue muy difícil, conseguí los permisos."

La realizadora nos contó que al principio su intención era solamente trabajar con los niños, pero al final decidió incluir a los padres: "Debía entrevistar a las madres de Aya y Muhammad para tener el punto de vista de los adultos. La imagen de los molinos que se ve cada que escuchamos sus voces es una metáfora del tiempo”,comenta la directora.

Un filme que documenta a los niños del futuro, pequeños inmigrantes que no conocen las naciones de las que provienen, que crecieron en Alemania o en cualquier otro país, sin derechos: "Van a la escuela y tienen contacto con la sociedad alemana desde dentro pero al mismo tiempo viven en las ödlands, desolados campos para refugiados.", comentó Friede; “Esa fue principalmente la intención por la que hicimos la película y por la que decidimos trabajar solo con los niños, para mostrar que no es culpa de ellos..." puntualizó Anne.

Se trata de una película sobre circunstancias sociales que al mismo tiempo se torna en un relato sobre la niñez y la amistad, una de esas cintas que te muestra la parte dolorosa de una situación sin dejar de lado la parte humana. Un gran trabajo en materia de no-ficción que fue ganador del premio a mejor documental de ópera prima en esta cuarta edición del Oaxaca film fest. Probablemente el mejor largo de todo el festival.

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

No es una revista, es un movimiento.