165367
Zebra Katz — Less is Moor

7

Zebra Katz
Less is Moor

ZFK RECORDS / 2020

Artista(s)

07/Abr/2020

Un artefacto virulento de hip hop duro y oscuro en el debut de Katz.

“Ser negro en este país y ser relativamente consciente implica estar enojado casi todo el tiempo”. La frase del escritor y activista negro James Baldwin está escrita en la biografía de Zebra Katz; es también parte de su bandera temática, de su violencia sonora, el título del álbum debut de este artista de hip hop industrial juega con la palabra “moor” que hacía referencia a los negros musulmanes del norte de África durante la Edad Media y que ahora se usa para llamar a los negros en general. “Moor” se pronuncia como también la palabra “more” que significa más, así, el título LESS IS MOOR podría ser “menos es más” o “menos es negro”. Katz le dijo a la revista Billboard que el nombre tiene que ver con el hecho de que a los negros se les da menos y se espera que hagan más con eso. Haré una pausa porque creo que inicié muy rápido.

Zebra Katz es el personaje que Ojay Morgan creó cuando estudiaba teatro en Nueva York y le dijeron que únicamente podría interpretar personajes de negros musulmanes en las obras de Shakespeare. De origen jamaiquino, el nacido en Florida estuvo fuertemente inspirado por la escena drag de ball culture y por el documental Paris is Burning que retrataba el voguing de Nueva York de los 80. En 2012 arrojó una bomba, un tema-artefacto que el diseñador de moda Rick Owens utilizó en su presentación para la semana de la moda en ese mismo año. La bomba explotó y “Ima Read” captó la mirada de muchas personas, el house y hip hop virulento se expandieron por la red.

LESS IS MOOR es resultado de la experiencia que ha conseguido desde entonces, ya sea lanzando sencillos, dando presentaciones por diferentes museos de Estados Unidos y acompañando a Gorillaz durante la gira de su álbum Humanz. Es tan explosivo como lo eran sus primeras canciones. Desde el corte que abre, “INTRO TO LESS”, muestra de qué se tratará el álbum, pura furia con momentos bailables en un viaje nauseabundo, demasiado oscuro. En “INTRO TO LESS” un sonido industrial irrumpe una voz femenina que anuncia que está por entrar “Zebra Katz”, la corta, la anula, diferentes voces de radio mencionan su nombre y un beat constante taladra esa pared ruidosa. 

En “ISH” y “LOUSY” vierte sobre los oídos hip hop lento, de beats duros, voces y tonos siniestros, con un ambiente realmente oscuro en donde va promulgando su bandera. “Todo lo que quiero es mantener la pista saltando, y ese culo golpeando, manos aplaudiendo, pies pisando fuerte, ¿escuchas el golpeteo de graves y un bombeo?”. Hasta aquí no hay no hay dance ni un ritmo bailable.Zebra Katz acciona su artefacto y lo vuelve estridente, “BLUSH” es agresiva, industrial; en “IN IN IN” el músico explota su potencia bailable: dance y una lírica veloz carga de ira, de ese coraje del que habla Baldwin. Él es la estrella que da entrevistas a GQ, que no se queda quieto, que va a pelear toda su vida. “Necklace” es otra de sus caras, solo una guitarra acústica y su voz melancólica. 

LESS IS MOOR es breve, rápido, a ratos experimental a ratos más convencional, drumm & bass, dance, darkwave y hip hop es su materia, pero en su furia pierde potencia y efectividad, agita, punza, salpica, escupe, vomita, golpea, brinca, pero no deja eco, no deja una marca y después se vuelve monótono. Es el soundtrack perfecto para CLIMAX, el film de Gaspar Noé. Es el tipo de sonido que se escucha en fábricas abandonadas en donde ocurren fiestas underground. Sin duda Katz es alguien a quien seguir, tiene muchos rostros que quizá musicalmente aún falten por terminar su faceta de construcción, tengo la impresión de que su música es “más” en sus actos en vivo que en estudio, en donde es “menos”.

No es una revista, es un movimiento.