Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

179345
Weezer — OK Human

9

Weezer
OK Human

Atlantic Records / 2021

Artista(s)

Weezer

02/Feb/2021

OK Human de Weezer con sonido más pop y melodías clásicas a piano.

A lo largo de más de 25 años y 13 álbumes de estudio, el líder de Weezer, Rivers Cuomo, con su suave bálsamo orquestal y su dulce resaca melancólica, nos enseña año con año el talento que tiene en lo que hace, crear música.

Después de dos lanzamientos homónimos diferentes en 2019, la banda estaba en búsqueda de dos nuevos álbumes para publicar en 2020, hasta que la pandemia global detuvo esos planes. El disco, Van Weezer, en homenaje al metal de los años 80 quedó en un segundo plano (ahora saldrá el 7 de mayo), y primero ha surgido un tipo de álbum muy diferente, una nueva producción de pop orquestal titulado: OK Human, un acercamiento a OK Computer de Radiohead, pero que no suena en absoluto a ese material.

En todo el verano pasado, Cuomo estuvo ocupado en el piano, escribiendo el disco junto con una orquesta de 38 músicos, realizando sesiones de grabación utilizando toda la tecnología analógica y tomando como inspiración otro referente de música vistal de su juventud Pet Sounds de The Beach Boys.

Las 12 canciones de OK Human se pasan volando, e incluso dejan con ganas de más, en apenas una media hora. La pista  que abre es “All My Favorite Songs”, un trabajo rupturista que hace gala de un pop orquestal de fácil escucha, lleno de matices melódicos, instrumentos de cuerda, pianos y coros. El segundo tema “Aloo Gobi”, fue escrita en 2017 y describe una cita típica para el escritor y su esposa Kyoko, que siempre implicaría pedir el plato cotidiano de coliflor titular.

Con "Grapes of Wrath" y “Numbers”, muestra cómo el melodismo y su humor agudo pueden entrelazarse profundamente con sus sentimientos, dando como resultado canciones pop que al mismo tiempo estimulan y alivian. Más adelante se pierde en su propia música en “Playing My Piano” creando imágenes lindas, y en “Here Comes The Rain” tiene un capricho genuinamente agradable y cómo él se ve, como un signo de esperanza y renovación. Si bien Weezer ha captado un sonido más distinto, doblando las cuerdas y los toques de pop barroco que claramente se inspiran en The Beatles, al menos suenan diferente en el contexto de su catálogo.

Para la mitad del disco, “Mirror Image”, un tema conmovedor con una toma vocal cruda de Rivers. Encajando con la alegría proveniente del grupo sigue “Screens”, con el riff transpuesto de la famosa canción “Pretty Woman”. De vez en cuando, la transición instrumental resulta en un tipo de ritmo diferente: piezas melancólicas y contemplativas, como las baladas "Bird With A Broken Wing" y "Dead Roses"; y en la parte final, “Everything Happens For A Reason” y “La Brea Tar Pits”, tracks para ilustrar lo atrapado que se siente el compositor en la rutina.

La conclusión más concreta que se puede sacar de este decimocuarto disco, es que se siente como un álbum apropiado para que la agrupación lo lance ahora, en un tiempo pandémico sincero, cálido y natural. Tiene una buena secuencia, así como una variedad de temas e ideas inexplorados de Cuomo, limpio para una grabación principalmente analógica. Es una producción corta y concisa, en realidad se trata solo de ellos, todo termina siendo inevitable e inconfundiblemente, Weezer.

No es una revista, es un movimiento.