Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

31137
Todd Clouser's A Love Electric: Un compás al desnudo

Todd Clouser's A Love Electric: Un compás al desnudo
Todd Clouser's A Love Electric: Un compás al desnudo

/

Artista(s)

22/Ago/2013

Todd Clouser's A Love Electric

The Naked Beat

The Royal Potato

2013

La guitarra quizá sea uno de los instrumentos más peligrosos y endemoniados que han existido en la historia, formo parte importante para que el jazz fuera desplazado como el sonido más salvaje, popular y más escuchado, se le atribuyen dos posibilidades para que este desquiciado instrumento haya logrado tal hazaña, la juventud desenfrenada de mediados de los 50's se dio cuenta que era mucho menos pesada que una tuba y mucha más fácil de tocar que un saxofón, además de que te da la libertad de cantar al mismo tiempo que la tocas y para los muy habilidosos bailar al mismo tiempo, así como Chuck Berry y Elvis Presley, volvería locas a las salvajes chicas de aquella época.

Es curioso, en The Naked Beat, tercer álbum de estudio de ALE, a diferencia de sus predecesores, predominan las líneas vocales, es decir, esta vez el guitarrista (Todd) aprovecha esta facilidad que le da la guitarra para cantar al mismo tiempo que toca increíbles riffs sucios y poderosos, además aquí es donde se produce una separación considerablemente grande entre sus composiciones y cualquier relación con el jazz, y como en los primeros años del infame rock & roll que mejor que músicos de jazz para hacer rock, nada puede salir mal.

Los metales fungen como una parte muy importante para esta producción, ya que de ellos emanan fantásticas líneas funky pegajosísimas, pero sobre todo mantienen viva su casi extinta relación con cualquier sonido jazzoso o incluso unirse a los sonidos estruendosos que abundan en el disco pero... ¿Quiénes son los encargados de tal tarea?, pues ni más ni menos que Brandon Wozniak en el sax tenor, Brian Allen en el trombón y el mismísimo Steven Bernstein quien es conocido por obtener un sonido bastante enérgico de su extraña trompeta de varillas, y por participar en uno de los grupos más ruidos de los años en que el punk estaba en su mero auge, The Lounge Lizards, así como líder de Sex Mob quienes nos visitaron hace poco gracias al Festival Alterna Jazz.

Este álbum es muy recomendable para aquellos ajenos al intimidante género del jazz, no porque está hecho por músicos de muy buena calidad o una enorme experiencia, sino que en estudio el conjunto de Todd ofrece un todo muy bien orquestrado para le escucha virgen, desde el principio del disco con "Wake and Shake Your Heart", que por cierto tiene un riff de guitarra extremadamente pegajoso que podría sonar en loop infinito y nunca aburrir,  pasando por los estruendos de "4th of July", y culminando con el último track "Mad World." En el mundo de Todd Clouster y ALE, todo tiene sentido.

No es una revista, es un movimiento.