169990
The Beths — Jump Rope Gazers

8

The Beths
Jump Rope Gazers

Carpark Records / 2020

Artista(s)

The Beths

Pop rock up tempo con líricas joviales.

Hace cinco años se conformó The Beths, la agrupación neozelandesa que en un principio compartió sus primeros dos singles a través de SoundCloud y que ahora bajo el sello estadounidense Carpark Records presenta su segunda producción discográfica: Jump Rose Gazers (2020).

Producido por el guitarrista de la banda, Jonathan Pearce, este LP fue compuesto en su totalidad por la vocalista Elizabeth Stokes quien en algún momento comentó que sus letras caían en el pesimismo, enfatizando que eso no significa ser siempre infeliz. Es por eso que este material de 10 temas, hace un contraste sonoro bastante enérgico con riffs explosivos de guitarra y batería.

El sonido de la guitarra eléctrica se mantiene aproximadamente por 10 segundos antes de que Liz empiece a cantar las primeras líneas de “I’m Not Getting Excited”, el tema de apertura de Jump Rope Gazers. La batería se hace presente segundos más tarde para enfatizar el mensaje de la canción que hace referencia a las preguntas sin respuesta que nos hacemos con frecuencia. Sonoramente, este sencillo cae en la línea de “Future Me Hates Me” y “Little Death” de su primer LP, Future Me Hates Me (2018).

Casi con la misma intensidad, The Beths presenta “Dying To Believe”, tema en el que la guitarra eléctrica juega un papel importante. Si alguna vez te has sentido frustrado por no poder expresar tu enojo hacia alguien, esta canción es para ti. La agrupación te invita a irte a un viaje con destino a Orakei, Nueva Zelanda, para que te relajes y dejes de lado el resentimiento. Como parte de una secuela espiritual para este single, es como llega “Mars, the God of War”, para el cual, la batería funge como elemento principal. Con este complemento ahora sí podrás tener las bases para confrontar a las personas.

La energía es evidente en “Don’t Go Away”. Las notas altas de la guitarra distorsionada son lo principal para darle sentido a la rabieta de Stokes, quien suplica ser el centro de atención de sus amigos, pues considera que sus sentimientos son los más importantes.

The Beths fell in love?

Tal como se mencionó anteriormente, la música de esta agrupación no destaca por ser melosa, de hecho nunca antes se había escuchado algo relacionado con el amor en alguno de sus temas, o no de forma tan literal como en “Jump Rope Gazers”, el sencillo que da título al álbum.

Por primera vez The Beths abre su corazón con una melodía sutil, que únicamente explota de alegría en el coro cuando Elizabeth expresa todo el amor que siente por su persona especial. Incluso la agrupación comentó a través de sus redes sociales que esto era algo nuevo para ellos y que esperaba que les gustara, ya que hablar del amor les daba un poco de miedo.

Este sentimiento tan profundo dura escasos minutos, ya que muy pronto todo empieza a cambiar y se vuelve desamor, así como una melodía de Snail Mail. A partir del track cinco es imposible no observar la similitud que tienen estos artistas. Es con “Do You Want Me Now”, donde la energía decae junto con la esperanza y la paciencia, logrando una melodía lenta y difícil. Por otra parte “Out of Sight” tiene un poco más de fuerza gracias a la batería, pero los ánimos no se levantan.

El optimismo visto desde el pesimismo depresivo.

Aunque las cosas no vayan del todo bien en la vida siempre hay que buscarle el lado positivo a las cosas; vivir el presente y cuestionar un poco el futuro. Casi para cerrar el álbum, The Beths apuesta por su primer tema en acústico, “You Are a Beam of Light”, que haciendo referencia al nombre, cree que siempre hay una luz al final del camino. Aunque la letra es muy esperanzadora no logra conectar, pues salta mucho el cambio tan brusco de ritmos.

La intensión de la banda era culminar su álbum con esta melodía, pero decidieron cambiar la idea y cerrar todo con “Just Shy Of Sure”, un single relajado que Liz describió como “Una canción que mira hacia el futuro y se pregunta cómo van a salir las cosas”.

No es una revista, es un movimiento.