79335
The Arcs - Yours, Dreamily

8

The Arcs - Yours, Dreamily
The Arcs - Yours, Dreamily

Nonesuch Records / 2015

Artista(s)

The Arcs

The Arcs, el proyecto alterno de Dan Auerbach, por fin estrenó su álbum debut Yours, Dreamily.

En esta nueva aventura del frontman de The Black Keys lo acompañan amigos músicos como Leon Michels, Richard Swift, Homer Steinweiss, Nick Movshon, quienes recrean una atmósfera country-soul de la que profetiza el buen Auerbach desde hace mucho y en esta placa se recarga de la época favorita del R&B en combinación con esas guitarras creadoras de psicodelia infinita, que también alcanzan algunos sonidos fronterizos y de mariachi, que no vienen nada mal en estas fechas patrias para la comunidad mexicana.

"Good  morning children, welcome to school", así empieza Yours, Dreamily en “Outta My Mind”, que nos introduce a la escuela del rock de The Black Keys con un sonido bastante familiar, pero esa modulación cambia en “Put a Flower in Your Pocket” y “Pistol Made of Bones” con órganos que hacen un llamado al espíritu del blues de los 40’s.

“Everything You Do (You Do For You)” nos da poder R&B para bailar en una escena de la época dorada de Memphis, Mississippi, cuna de muchos artistas precursores del blues y country-soul como B.B. King, Johnny Cash o Elvis Presley.

“Stay In My Corner” fue la primera señal que nos dio The Arcs, un tema romántico sí, pero que fue inspirado en la pelea entre Mayweather y Pacquiao.

“Cold Companion” y la mismísima “The Arc” son ADN puro de The Black Keys, aquí nos podemos sentir seguros con la herencia que tenemos, pero volvemos a perder cordura con “Nature’s Child”, “Velvet Ditch” y “Chains of Love” con sonidos inteligentes y  de enorme espíritu negro, en donde los coros hacen la magia entera del soul clásico.

“Come & Go” no es un ejercicio de Yoko Ono, es algo que Auerbach nunca había hecho: escenas de sexo en la música, además del piano clásico y su propia voz envolvente que logra un escenario de cabaret porno en blanco y negro.

Y porque esta nueva aventura no resultaría lo mismo sin incorporar más diálogos y ritmos hip-hop, en “Rosie (Ooh La La)" y “Searching the Blue” se hace una estructura interesante al mezclar elementos clásicos con otros que demandan la escena actual, mismos que desafían la propia naturaleza del buen Auerbach.

Tanto esperamos la llegada de Yours, Dreamily, por tratarse de un proyecto paralelo del frontman de The Black Keys, que ahora que lo estudiamos de pies a cabeza, podemos hacer dos cosas: aceptar que siempre es grato tener más material suyo o bien, aguardar al nuevo material de la banda que tiene más peso en la industria. 

No es una revista, es un movimiento.