Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

103524
Telefon Tel Aviv – Fahrenheit Fair Enough

9

Telefon Tel Aviv – Fahrenheit Fair Enough
Telefon Tel Aviv – Fahrenheit Fair Enough

Hefty Records / 2016

Artista(s)

Telefon Tel Aviv

Regresar en el tiempo a lugares insospechables, a futuros que hoy son presente.

Este dos de diciembre, Telefon Tel Aviv subió a plataformas digitales la reedición de Fahrenheit Fair Enough, su primer disco, el cual a sus quince otoños, no ha envejecido; suena bastante fresco.

El release cuenta con dos discos, el primero es la remasterización del mencionado Fahrenheit Fair Enough, y, el segundo son primeras grabaciones del dúo, las cuales fueron realizadas en el último año del siglo pasado, de las que destaca Reak What, primer track producido por Telefon Tel Aviv.

Fahrenheit Fair Enough no tuvo tanta aceptación por la crítica especializada en 2001; sin embargo, el tiempo lo ha dejado en el lugar preciso. Pues sin loar demasiado, el disco tiene íntimos sonidos que forman parte de la memoria sonora actual y sirven como referencia al sonido indie, sin olvidar que es pionero del IDM americano.

Charles Cooper(†) y Joshua Eustis empezaron en la producción sonora acompañados de Trent Renzor, en algunas producciones para A Perfect Circle, NIN y Eminem; lo cual en 2001 fue razón para recriminarles, al tratar de encasillar al dúo, ya que se esperaba algo más pesado para su primer producción, y esta tiene cualidades tenues, oscuras, reflexivas, de avanzada para lo que se producía en América, por lo que Fahrenheit dio la pauta al potencial de la música electrónica en América al generar una cierta esperanza.

Fahrenheit en sus inicios fue pensado como una especie de “hard club record”, pero terminó en ser una pieza delicada de electrónica, un disco que contiene sensibles movimientos de Rhodes, guitarras enredadas en una reverberación fuerte y una mezcla suave de R&B, cut up, y ritmos programados; los tracks son esculturas envolventes, que con el tiempo se van tallando así mismas para  llegar a la perfección.

Los “early records” que contiene el segundo disco de este release son material de calidad suprema, droga de lujo para cualquier  “junkie” de auriculares;  ya que al escuchar aquellas disecciones de “glitch” en las percusiones y los geniales muestreos procesados, generan en directo una catarsis al crear reflexión sobre la evolución de los DAWS y el sonido de la electrónica como parte del aura generacional del sonido. La gradación de  temperatura anglosajona  justa y necesaria.

Un disco para gozar en la armonía de cualquier espacio vacío, un museo, o en el metro con tus auriculares. Simplemente la diégesis se hará presente. Es un disco que se disfruta mejor al terminar el día, o en búsqueda de inspiración, pues de inmediato lleva a la contemplación y calma, por medio de las ondas sonoras que emite, al plasmar entidades en el etéreo que se desvanecen.

Los ritmos que acompañan muestras y locuciones de espacio binaural van descubriendo cada una de las capas, melodías que causan un regreso melancólico a: la sincronía, fealdad, error electrónico, belleza, fenómenos acústicos de síntesis digital, muy parecidos a los que Retina generaba el mismo año  en Italia, y han marcado el sonido de nuestros días.

A través de su vibra contemplativa, el track “Fahrenheit Fair Enough” hace que se ericen los folículos pilares, sumergidos en la inmensidad del rhodes y beat de hi hats, los cuales crean una confortable sensación, seguida por ese  e-piano procesado. La obertura de "TTV", conjunto del malfuncionamiento algorítmico de percusión y un solo de flauta agrega una sentimental elegancia; la progresión de "Lotus above Water" logra un track lleno de desfases de onda, guitarras pulcras con efectos, los cuales destellan al estilo de texturas tal vez heredadas por Herbert, y un ritmo raw house producido por el bombo en plena atmósfera cargada de vapor, el cual se derrama en guitarras hipnóticas y progresión psicodélica cual Gilmour de los 80 en "John Thomas on the Inside Is Nothing but Foam". Quizás hay ahí un poco el estereotipo de guitarras post rock, las cuales dejan a la deriva para llegar a un bajo supremo y unos agudos de un gran piano, para alistar el letargo de "Life Is All about Taking Things in and Putting Things Out". Aquí es donde Telefon Tel Aviv muestra su grado de distinción, al llevar al clímax y entrelazar con "Your Face Reminds Me of When I Was Old", la cual comienza como una escultura de  malfuncionamiento sonoro y muestreo de instrumentos reales,  donde la tarola coagula los sentidos al formar un cristal y reventarlo con el piano en el gate de “What’s the Use of Feet If You Haven’t Got Legs?”, y finalmente tropezar en guitarras llenas de delay y cámara de eco en “Introductory Nomenclature” para dejar la travesía llena de nostalgia con un hyper jazzy beat en “Fahrenheit Far Away”.

Visita el Facebook de Telefon Tel Aviv para seguir todas sus noticias.

No es una revista, es un movimiento.