Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

134855
Spiritualized — And Nothing Hurt

8

Spiritualized
And Nothing Hurt

Fat Possum Records / 2018

Artista(s)

Spiritualized

Un futuro sin dolor.

Si dice de manera recurrente que escuchar a Spiritualized es como estar en la presencia de un ente divino mayor, de emprender un viaje hacia la edificación espiritual absoluta. Y sus presentaciones en vivo auguran más esta creencia. De igual manera, su líder Jason Pierce, o J. Spaceman, también es conocido y vanagloriado por ser un hombre en constante resurrección, habiendo salido de una banda monumental como Spaceman 3 para luego formar este conjunto, con resultados musicales trascendentales. Su magnum opus, Ladies & Gentlemen We Are Floating In Space, es una referencia obligada en la música alternativa actual. ¿Qué pasa entonces cuando no hay con qué trabajar más que cenizas y polvo?

El resultado es And Nothing Hurt, su octavo trabajo de estudio bajo el nombre de Spiritualized. Después de pasar una enfermedad que casi le cuesta la vida y una situación económica muy precaria, la preocupación de Pierce por llenar espacio y tiempo con todos los elementos a su disposición sigue manteniéndose como la prioridad musical, pero ahora con recursos más limitados y un panorama cada vez más desolado en términos políticos, sociales y, por supuesto del corazón.

Por el momento no se esperen épicos arreglos orquestales o viajes interestelares/sónicos muy elaborados. Lo que sí podemos disfrutar es esa hambre incesante de Pierce por poner este y todos los mundos que pueda a nuestros pies usando solo pedal de efectos muy austero, un banjo por aquí y una farfisa por allá, guitarritas acústicas, cajas de ritmos muy retro y voces estratégicamente puestas. Desde los primeros acordes de “A Perfect Miracle” y la efusiva “I’m Your Man” hasta la inmensa “On the Sunshine” y la contemplativa “Damaged”Pierce vuelve a crear esos microcosmos de angustia y añoranza líricos que tanto lo caracterizan. El viaje está ahí, aunque la nave esté un poco destartalada, pero un Halcón Milenario más aventajado, aún tiene bastante kilometraje y sorpresas restantes. Damas y caballeros, seguimos flotando en el espacio y nada duele.

No es una revista, es un movimiento.