134758
S U R V I V E — RR7400 : LA041717

7

S U R V I V E
RR7400 : LA041717

Relapse Records Inc. / 2018

Artista(s)

S U R V I V E

11/Sep/2018

De Lady Gaga al impulso latente de Terminator.

Del escenario principal a Gobi hay que caminar un tramo importante. Es casi media noche en el desierto de Indio, California. Sábado, día dos de los tres que dura Coachella en su segunda semana. 2017. Aunque el frío aún no comienza a escalar, la temperatura ha descendido lo suficiente como para no tener la frente húmeda y pegajosa por el sudor. En el escenario más importante del festival, el Coachella Stage, Lady Gaga reemplaza exitosamente a Beyoncé, el embarazo el impidió presentarse como estaba planeado. Una multitud se arremolina para ver a la mamá monstruo, su pop estruendoso de estadio no justifica la permanencia en este mar de manos arriba. Salir de esta burbuja de gritos y coros es una misión particularmente complicada si estás en medio de los súbditos. Si logras pasar la primer barrera –las personas en los conciertos se amontonan por líneas o grupos– es casi seguro que cruzaste hacia el otro lado. Algunos bloques son más estrechos que otros. Hay que pedir a los fans que hagan un espacio entre su cuerpo y el de alguien más. Luego está la distancia hacia Gobi. A media noche el cuerpo se conduce en piloto automático, cual soldado que camina impulsado por las ligeras ventiscas.

Finalmente ahí está, el pequeño, considerando las dimensiones de los otros escenarios, Gobi. Con un telón de fondo increíble, unas palmeras gigantes que resaltan iluminadas sobre el negro de la noche. Techado en su totalidad. Los cuatro integrantes de S U R V I V E están por tomar el control de los sintetizadores. Probablemente seamos 150 personas o un poco menos sobre este pueblo fantasma atrapado en la oscuridad con dos pequeñas pantallas frontales que repiten en flash el nombre del grupo.

Curiosamente la banda no nació en Austin, Texas en 2009 como dice en su biografía, proviene de un universo alterno, un futuro distópico en el que las máquinas han desplazado a la humanidad. Michael Stein, Kyle Dixon, Adam Jones y Mark Donica son los integrantes de una agrupación de música electrónica que usa preferentemente sintetizadores analógicos para producir una mezcla de sonido industrial-terrorífico-futurista; una atmósfera pesada, espesa y nebulosa. No es casual que algunos miembros participen haciendo música para películas o series de terror (The Guest y Stranger Things), su música es amenaza y tensión, es el momento previo al clímax, es el sonido anterior a que aparezca la mano del asesino serial detrás de la puerta o al ataque del viscoso mutante alienígena, es el inicio de Terminator, es la presentación de algo que no es humano, definitivamente.

Su ritmo musical es cinematográfico, pausado, es siempre atmosférico por proponer un humor antes que una acción. Es tétrico, de baterías duras, synths espaciales y chillantes, y pulsos amenazadores. Es herencia de los compositores John Carpenter y Brad Fiedel. Un peligro latente, invisible. Indestructible, también. A propósito del Record Store Day y como homenaje a las sesiones que organizaba el famoso locutor británico John Peel, la banda lanzó para sus fans una grabación en estudio y en directo que realizó entre las presentaciones que dio en Coachella en 2017. RR7400: LA04717 es el nombre de este directo que incluye temas de sus álbumes y EPs que ha publicado en casi 10 años, el nombre incluye un código con el que suelen nombrar sus lanzamientos y el lugar y fecha de grabación.

El trabajo nos lleva a esa presentación en el escenario Gobi a media noche. Es casi igual a la sensación corporal. Hay una nula interacción con la audiencia, incluso entre ellos, por lo que su sonido es directo, de tajo, sin espacio para la improvisación y con mínimos cambios en los temas respecto a las versiones oficiales, salvo la omisión de algunas partes, como el intro en “Parousia”. En su versión en directo este tema sigue siendo la velocidad que te conduce a la locura, colina abajo, pero el bajo es demencial, tiene una presencia muy potente.

El emblema de RR7400: LA04717 es la variación del tono en las canciones, experimentan una alteración en todos los instrumentos y el sonido parece muerto, más muerto de lo normal, ahogado. Producido por unas máquinas incapaces de comprender el alma humana. Totalmente instrumental. Y si nos confundieran y no son máquinas, entonces son unos zombies caminando en una tierra sin humanos, sin un motivo por el cual continuar, ni siquiera el apetito por algo atrayente, el único movimiento que hay es el paso atolondrado como el ritmo de “Omniverse” o “Floating Cube”, una constante vibración etérea.

S U R V I V E interpreta nueve temas presentando parte de su fuerza electrónica, su abstracta composición, su estado y materia, la oscuridad de los sonidos graves y el sentir ochentero del terror. Quizás hicieron falta algunos temas como “High Rise”, “A.H.B.” o “Glass Knives”, piezas angulares de su repertorio. RR7400: LA04717 funciona para los fans del género, para quienes quieren acercarse a su propuesta o para los que no se pierden Stranger Things. El sentir de este álbum nos puede acercar a aquel show en California, con algunos danzantes viajando a través de esta música terrorífica y sin muchos aspavientos, moviéndonos porque aquello que no es humano tiene necesidad de sentirse humano.

No es una revista, es un movimiento.