161156
Rex Orange County — Pony

6

Rex Orange County
Pony

Sony Music / 2019

Artista(s)

Rex Orange County

Pony: El perro que persigue su cola.

Uno de los grandes problemas de nuestra época es que nada termina cuando debería: series, sagas de libros/películas, tendencias cómicas y sí, hasta movidas culturales. El sonido lo-fi como uno de los hijos predilectos del modelo indie, engendró una serie de proyectos que representaban los intereses y la estética de miles de jóvenes en todo lo ancho del mundo occidental. Durante su momento más prolífico, esa frescura muy Mid90’s -como diría Jonah Hill- intimó con el hip hop, la moda normalcore y el revival del ecosistema Thrasher Magazine hasta establecer un modo de vida ratificado por Instagram… Entonces se volvió un meme. 

Aquello que no se reinventa, tarde o temprano se torna en una parodia de sí mismo. Y pese a sus esfuerzos por proponer una nueva faceta del bedroom pop, Alex O’Connor a.k.a. Rex Orange County confirmó la sentencia anterior con Pony, su más reciente producción. Tras el ruido que hizo Bcos U Will Never B Free, el británico exploró las posibilidades de los sintetizadores y guitarras minimalistas; pero Apricot Princess fue un disco prematuro cuyo resultado final se sentía como canciones todavía en construcción. 

Al saberse contra las cuerdas, Alex O’Connor intentó dar el gran paso que en su momento logró Tyler, The Creator con Flower Boy al acercarse a una instrumentación más orgánica: clarinetes, pianos, saxofones altos y chelos pretenden armar texturas suaves sobre secuencias melódicas extensas (pasajes de hasta cuatro minutos en "It’s Not The Same Anymore"); sin embargo, al menos respecto al tracklist oficial, las cosas empiezan a ponerse repetitivas y sosas. 

Líricamente tampoco hay tantas novedades. Las constantes alusiones básicas a elementos de la adolescencia –pizzas, paseos en bicicleta y la ingenuidad de la juventud- cumplen un ciclo de composición que no arriesga en ningún momento. A su favor podemos decir que en general goza de una buena ejecución, lo que nos lleva a la verdadera problemática del lo-fi y todas sus derivaciones sonoras: el tiempo de los discos que son correctamente ejecutados ha sido agotado y su margen para evocar otro tipo de ideas no parece muy amplio. 

Aunque que su transición a las presentaciones en vivo puede potenciar tracks como "Stressed Out", "Pluto Projector" e "It Gets Better" para beneficio de su autor, Pony puede convertirse en un parteaguas negativo con miras a algo que parece inminente: la muerte del lo-fi y todo lo que significa.

No es una revista, es un movimiento.